Para pedir la retirada inmediata del real decreto aprobado el 29 de septiembre y abrir negociaciones para solucionar los problemas del colectivo.

El sindicato médico CESM de Castilla-La Mancha ha expresado este lunes su adhesión a la huelga convocada para el 27 de octubre por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) para pedir la retirada inmediata del real decreto aprobado el 29 de septiembre y abrir negociaciones para solucionar los problemas del colectivo.

La huelga se desarrollará los martes a partir del 27 de octubre, en protesta también por los graves defectos de planificación y gestión que «afectan negativamente a la viabilidad del Sistema Nacional de salud, socavan la calidad asistencial y han deteriorado las condiciones laborales y profesionales de los facultativos», según el CESM. 

Además, los médicos denuncian la falta de diálogo de las autoridades sanitarias con las organizaciones profesionales para solucionar las carencias de los médicos, y lamentan que no se haya aplicado ninguna medida para mejorar su situación en los siete meses de pandemia de la covid-19.

El CESM de Castilla-La Mancha ha manifestado que también las condiciones laborales de los profesionales «a nivel autonómico se hallan considerablemente deterioradas».

Han manifestado que la huelga «es necesaria para dar salida también a la problemática autonómica, y especialmente la situación desesperada en la Atención Primaria debido a la sobrecarga de trabajo, además de los muchos temas pendientes con esta Administración, como el reconocimiento de la carrera profesional».

Por ese motivo y conscientes de la situación debido a la pandemia, han añadido que han solicitado interlocución directa con la Administración para tratar de alcanzar acuerdos y poder de esta forma desconvocar la huelga.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇