se ha disparado más de un 30% y también han subido los carburantes, casi un 29%.

Si nos fijamos en la gasolina y el diésel, ambos están ya por encima de los 2 euros. Nunca el diésel había llegado a costar tanto, los expertos explican que todo esto se debe a múltiples factores, a una tormenta perfecta.

“El precio imparable de los combustibles se debe a un incremento incesante del petróleo en el comercio internacional, a una acumulación de tasas e impuestos que se han ido acumulando en el litro de gasolina durante los últimos años y a un mayor margen de comercialización y de producción”, asegura José María Camarero, experto en economía.

¿Cuándo bajará el precio de la gasolina?

El elevado precio de la gasolina se ha comido el descuento de los 20 céntimos por litro de combustible que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez como medida del plan para paliar los efectos de la guerra en Ucrania.

Los expertos alertan que los precios de la gasolina van a seguir subiendo: “Ahora mismo es imposible saber cuándo tocará techo“, aseguran.