Camino de Santiago vuelve a ser uno de los favoritos esta Semana Santa. Santiago ha recibido en dos días más peregrinos que en todo el pasado abril y, en solo tres días se han sellado 1.600 Compostelas, cuando en 2021 a penas se expidieron 1.000 en todo el mes. Llama, además, la atención que regresan los peregrinos extranjeros. Esta mañana lo hemos podido comprobar en la Plaza do Obradoiro, en donde se escuchaban diferentes idiomas.

Qué llevar para el Camino de Santiago

Nos hemos lanzado a recorrer parte de la última etapa del Camino para preguntarles a ellos, los que ya lo están terminando, qué es imprescindible para echarse a andar.

Lo primero es un buen calzado, que se haya utilizado ya con anterioridad, y acompañarlo de calcetines, preferiblemente, sin costuras. “Yo traigo un par para cada día, al terminar los tiro”, nos cuenta un peregrino. Además, un botiquín con gasas, vaselina para las ampollas y rozaduras, y algún medicamento por si nos resfriásemos. “El tiempo está muy inestable, ha habido días que ha llovido una barbaridad y otros en los que hemos pasado calor”, comenta una peregrina.

En la mochila no hay lugar para los por si acaso, y no debe exceder el 10% de nuestro peso corporal. “Es importante elegir bien qué ropa llevar, con tres camisetas y un par de pantalones, tienes el Camino hecho. Y ropa interior, claro”, explica un caminante.

A esto solo hay que añadirle chubasquero, algo de abrigo y, sobre todo, lo que más hemos escuchado hoy. Hay que echarle muchas ganas.