Estación Espacial Internacional han llevado a cabo una nueva caminata espacial de cara al encendido de la propia estación.

Hoshide y Pesquet se encargaron durante seis horas de actualizar los paneles solares de la estación. Con estos nuevos sistemas, la capacidad de energía de la Estación Espacial Internacional ha aumentado en un 35%.

Dos caminatas espaciales en una semana

Los dos cosmonautas instalaron un kit de modificación, o soporte, con el objetivo de preparar el exterior de la estación para el futuro trabajo de instalación del Roll-Out Solar Array. Además, también procedieron a reemplazar una parte de la esclusa de aire de la estación.

Todo ello lo realizaron en el lado de babor interior de la estructura de armadura de la columna vertebral de la estación llamada P4, muy cerca del espacio habitable de la Estación Espacial Internacional.

Los preparativos de la caminata se vieron ligeramente afectados después de que se activara un sensor de humo en el módulo ruso Zvezdá, aunque finalmente todos los sistemas funcionaban «perfectamente» y el aire de la nave se encontraba «dentro de los parámetros normales».

El encendido de la Estación Espacial Internacional

Todos estos trabajos se enmarcan dentro del proyecto de encendido de la Estación Espacial Internacional y esta nueva caminata no fue la primera para ninguno de los dos cosmonautas, que ya cuentan con amplia experiencia en este tipo de situaciones. En concreto, fue la cuarta caminata espacial de Hoshide y la sexta de Pesquet.

El cambio de los paneles solares se produce debido a que los actuales se encuentran desgastados por la exposición prolongada al entorno espacial durante más de 20 años.

 

VOLVER A PORTADA