hospitales madrileños dan un paso más hacia la tan ansiada normalidad tras la pandemia del coronavirus permitiendo las visitas a los pacientes no covid ingresados en los centros de la Comunidad.

La Consejería de Sanidad de la región ha elaborado un protocolo por el que se permiten tanto las visitas a pacientes ingresados como acompañantes para las consultas de seguimiento del embarazo.

Las visitas se retomarán bajo las medidas de prevención sanitaria, es decir, con la obligatoriedad de mascarilla, distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y medidas de higiene de manos, además solo está permitida la visita de una persona. En otras comunidades autónomas como Galicia, País Vasco o Asturias también se permite que visiten a los enfermos.

Se recomienda que solo asistan como visitas aquellas personas que tienen la pauta de vacunación completa. Cada hospital establecerá los límites horarios y el número máximo de personas pero se recomendará siempre que no coincidan en las habitaciones compartidas más de una persona o acompañante por paciente.

“La situación actual permite que los pacientes no covid ingresados en los hospitales puedan recibir visitas o estén acompañados, al igual que ocurre también si acuden a la consulta de un especialista”, explicó Antonio Ruiz Escudero. La medida se ha adoptado ante la evolución favorable de la situación epidemiológica por la pandemia y posibilitará el regreso tras 20 meses de las visitas.

 

VOLVER A PORTADA