Las hipotecas se encarecerán a consecuencia de la subida de los tipos de interés

El Banco Central Europeo ha anunciado esta semana un incremento de los tipos de interés en medio punto porcentual; la primera subida desde 2011 y la más intensa que se produce en los últimos 22 años.

Con ella, se pretende combatir la inflación que ha obligado, al menos, a la mitad de los españoles a reducir sus gastos en los últimos meses. Los más habituales, en hostelería, ropa o viajes, tres demandas muy altas con la llegada de las vacaciones estivales. Además, una encuesta publicada por ‘SigmaDos’ muestra cómo casi un 44% de los ciudadanos ha pospuesto una compra importante con la subida de precios, como, por ejemplo, un coche o un apartamento, y cerca de un 10% se ha visto obligado a retrasar el pago de algunos recibos, como la hipoteca.

Estas, a partir de ahora, también se verán perjudicadas: con la subida del 0’5% de los tipos anunciada por el BCE, un incremento más de lo previsto en un principio, se prevé que se produzca un encarecimiento generalizado de las hipotecas que acorralará aún más a las familias españolas. Según el portavoz de ‘pisos.com’, Ferran Font Blanch, “desde el punto de vista anual, todo lo que sean hipotecas a tipo variable pueden encarecerse alrededor de 1.400 euros en una hipoteca media”.

Desde la crisis económica y financiera del año 2008, el Banco Central Europeo “fue llevando una dinámica de bajada progresiva de los tipos de interés, dejándolos en 0”, explica el economista Julián Salcedo. Ahora, este cambio de tendencia supone un alteración de la política monetaria de la zona euro.

“No debería repercutir en el empleo de las familias españolas”

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguraba hace unos días que esta decisión de subir los tipos de interés era algo que se produciría “tarde o temprano”.

“Hay que decir que es la mayor subida en 22 años, pero los tipos de interés han estado en niveles extraordinariamente bajos. De hecho, en niveles incluso negativos durante varios años. Por tanto, una normalización de los tipos de interés es algo que tarde o temprano tenía que ocurrir”, explicaba en una entrevista para ‘Espejo Público’.

Además, el titular de Seguridad Social afirmaba que esta subida no debería repercutir en el empleo de las familias de nuestro país. “El mercado de trabajo es muy dinámico y las empresas están considerando que el episodio de turbulencia que estamos teniendo en términos de inflación y de mercados de materias primas es un episodio transitorio y no está reajustando sus planes de expansión a medio plazo”, detallaba.