Mundial de Fórmula 1 2022 en Bahréin. Precisamente, en el circuito de Sakhir fueron los últimos test en los que los equipos probaron sus monoplazas para ultimar los detalles para el inicio de la competición.

Tras los fallidos test de Barcelona, Alpine salió con buenas sensaciones de Bahréin e incluso Alonso se mostró optimista al asegurar que su equipo “debería ser capaz de luchar por un campeonato” de Fórmula 1 en un periodo “a corto o medio plazo”.

Ahora ha sido el CEO de Apline, Laurent Rossi, el que ha compartido sus impresiones de cara al inicio de la temporada en ‘F1 TV’: “Yo no diría que somos increíblemente competitivos. No creo que nadie esté mostrando totalmente todo. Pero al menos somos competitivos, lo cual es bueno“, ha explicado mostrándose moderadamente optimista.

Según estas palabras, Alpine puede luchar por liderar la parte media de la clasificación. Sobre el motor: “En primer lugar, tenemos que asegurarnos de que esta unidad de potencia haga lo que esperamos que haga, y luego tenemos que configurarla en términos de implementación”.

Los problemas de Barcelona

“En Barcelona estábamos corriendo sin DRS, solo con neumáticos C2, sin toda la potencia. Todavía no estamos a plena potencia debido al nuevo motor, lo estamos llevado paso a paso. Se ve bien, estamos armando todo”, ha explicado sobre la decepcionante prueba en Barcelona cuando el coche tuvo un problema hidráulico.

“Es algo con dos caras, tenemos que hacer un croquis con las áreas de operación del turbo y con el compresor nuevo ya que el turbo está separado, así que hay una geometría diferente. Luego tenemos que mapear la entrega de la potencia eléctrica en la pista. Es importante, así que estamos aprendiendo mientras estamos en marcha”, ha explicado sobre la evolución del monoplaza.