combustible está siendo el protagonista en las últimas semanas. Se ha aumentado el precio de la gasolina y del diésel por litro, llegando a precios históricos jamás registrados. En consecuencia, España vive una huelga de transporte indefinida.

La venta de coches en España ha caído un 30% en el mes de marzo. Ha sido el peor trimestre para el sector en casi 30 años. Influye el precio del combustible de las últimas semanas, aumentado tras la invasión rusa en Ucrania.

Las ventas están un 51% por debajo de las de marzo del año 2019, el último año antes de que estallara la pandemia del coronavirus. Con esta caída se pone fin a las alzas consecutivas que se habían registrado desde comienzo de año, del 1% en enero y del 6,6% en febrero.

La situación ha provocado un aumento del uso del transporte público, debido a que muchos no pueden asumir el coste de la gasolina y del coche privado. Pero también ha aumentado la práctica de compartir coche.

Coger el coche cada día sale más caro y por eso, compartir el coche para hacer el mismo trayecto es la solución para algunos. Es el caso de Abraham, Raquel y Santiago. Los tres dividen los gastos, ya que ven más ventajas para ahorrar. “Comparto coche porque económicamente no me lo puedo permitir”, dice.

Otras alternativas

Aunque también hay otras alternativas como los patinetes o el coche eléctrico. La venta de vehículos eléctricos registraron un crecimiento del 20,7% este mes de marzo. Se matricularon 8.423 unidades, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico.

Las ventas de estos vehículos crecieron este año 2022 un 74,8% en la comparativa interanual.