La Policía Nacional ha logrado desmantelar cuatro laboratorios dedicados al cultivo “indoor” para la producción y distribución de cannabis sativa, ubicados tres de ellosen la localidad de Puertollano y otro en una casa de campo del término municipal de Argamasilla de Calatrava. Durante la denominada Operación “Pantera” se ha llevado a cabo cuatro registros domiciliarios y se ha detenido a los doce integrantes de un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas.

Informaciones recabadas por los investigadores de Puertollano permitieron iniciar, a finales del año 2022, una investigación en torno al cultivo y distribución de marihuana en una casa de campo abandonada situada en una parcela rural de Argamasilla de Calatrava. Las pesquisas policiales lograron determinar que en dicha casa se ocultaba un laboratorio totalmente preparado para el cultivo, secado y distribución de la droga con toda la infraestructura de acondicionamiento, ventilación e iluminación propia de un cultivo “indoor” de cannabis; esta plantación era vigilada y cuidada principalmente por dos varones, padre e hijo, con residencia en Puertollano.

Paralelamente, la investigación se centró en tres viviendas de Puertollano, que los investigados utilizaban como domicilio, y en las que  se habían instalado otros tantos laboratorios, igualmente preparados para el cultivo “indoor” .

Finalmente, la Policía Nacional procedió a la entrada y registro simultáneo en los cuatro puntos investigados, procediendo a la detención de 12 personas en total como presuntos autores de los delitos de tráfico de estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal.

Además de desmantelar todas las plantaciones, se inutilizaron las infraestructuras preparadas para el cultivo y se han decomisado un total de 490 plantas de cannabis sativa ya recolectadas y en fase de secado y otras 425 plantas en fase de crecimiento, repartidas entre las cuatro viviendas.