suspender la marcha del Orgullo por recomendación de la Policía de Oslo tras un tiroteo en un pub LGBTI de la capital. Tras el incidente la Policía ha confirmado que está investigando el caso como un ataque terrorista. El tiroteo ha dejado ya al menos dos fallecidos y 19 heridos, tres de ellos de gravedad.

El Hospital de la Universidad de Oslo (Ulleval) ha recibido a siete heridos, mientras que otra víctima ha sido trasladada al Hospital Universitario Akershus (Ahus), al noroeste de Oslo. De la misma forma, otras once personas han tenido que ser ingresadas de emergencia en otros centros sanitarios.

Hay un detenido

En un principio las autoridades policiales barajaron la posibilidad de que hubiera varios implicados ya que se trataba de “una situación poco clara”. Poco después, advirtieron que “todos los indicios” apuntaban a “un agresor solitario“, según confirmó el portavoz de la policía Tore Barstad. Tras varias averiguaciones, los agentes lograron detener a una persona cerca del lugar de los hechos.

“Ha sido un procedimiento de cooperación entre los distintos servicios de emergencias en contextos de violencia con riesgo de vida para varias personas”, ha explicado Barstad.

Tras el suceso la ministra de Justicia y Seguridad Pública de Noruega, Emilie Enger Mehl, ha trasladado sus condolencias a los familiares de los fallecidos y también a los heridos que permanecen ingresados en hospitales. “Noruega es una comunidad de confianza donde todos deberían sentirse seguros durante un sábado por la noche”, ha manifestado la política.

Suspendida la marcha del Orgullo

Después de la tragedia, las autoridades del país y los organizadores de la marcha del Orgullo han decidido suspender el evento, “tras recibir el claro consejo de la Policía”. “Oslo Pride les pide a todos los que han planeado participar o ver el desfile que no asistan. Todos los eventos relacionados con Oslo Pride están cancelados. Pronto estaremos orgullosos y visibles nuevamente, pero hoy celebraremos y compartiremos las celebraciones del Orgullo desde casa”, han añadido Inger Kristin Haugsevje, responsable de Oslo Pride.