A través de una nota de inteligencia, la OTAN alertó este domingo a los países miembros de la movilización del submarino nuclear ruso ‘K-329 Belgorod’, portador del misil nuclear Poseidón, también conocido como el “Arma del Apocalipsis”. El nuevo submarino fue botado el pasado mes de julio y ahora se habría sumergido en aguas del Ártico tras su posible implicación en el sabotaje de los gasoductos Nord Stream, según distintas fuentes extraoficiales citadas por el diario italiano ‘La Repubblica‘.

El temor de la Alianza es que la misión del K-329 Belgorod sea realizar una prueba del súpertorpedo Poseidón, un proyectil con capacidad para desplazarse hasta 10.000 kilómetros bajo el agua y luego hacer explosión cerca de la costa para causar un tsunami radiactivo. Estas son las características clave del Poseidón:

Hasta 100 megatones en cada cabeza nuclear

El ‘Belgorod’, el submarino más grande del mundo, es obra de la empresa de construcción naval Sevmash Shipyard. Tiene 184 metros de eslora y 15 de manga y puede viajar a unos 60 kilómetros por hora bajo el agua. Se estima que puede pasar hasta 120 días sin tener que regresar a la superficie. Entre su arsenal cuenta con el súpertorpedo Poseidón, un proyectil de 24 metros con capacidad para portar una cabeza nuclear que puede albergar hasta 100 megatones. “Es un nuevo tipo de arma completamente nueva que obligará a las marinas occidentales a cambiar su planificación y a desarrollar nuevas contramedidas”, apunta el experto HI Sutton a ‘La Repubblica’.

El tamaño del K-329 Belgorod permite que dentro del submarino quepan hasta seis torpedos ‘Poseidon’, el misil más grande y mortífero del mundo, con 24 metros de largo y hasta dos metros de ancho.

La capacidad destructora

El torpedo nuclear fue presentado en 2019 por Rusia como la vía para garantizar la supremacía militar rusa, aunque algunos expertos nucleares argumentan que puede lograrse el mismo efecto con un misil intercontinental como los que están en funcionamiento desde la década de 1960. Para hacerse una idea del poder destructivo del ‘Poseidón’, la bomba que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945 -bautizada como ‘Little Boy’- tenía 16 kilotones (0,016 megatones). Se estima que el ‘Arma del Apocalipsis’ puede arrasar los estados de Nueva York, Long Island y Nueva Jersey o, lo que es lo mismo, toda la costa de Ucrania.

Estados Unidos ha activado la red de satélites para hacer el seguimiento de torpedos que aprovecha el gran calor que desprenden los proyectiles cuando se activan. No obstante, no son capaces de detectarlos bajo el mar.