mantendrá el coronavirus como una emergencia sanitaria internacional o pandemia porque “no es el momento de bajar la guardia”. Así lo ha confirmado el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En este contexto, el responsable del organismo ha subrayado que “es fundamental dejar que las lecciones de la Covid-19 nos guíen para fortalecer los sistemas de salud” y ha recordado que el virus sigue mutando y transmitiéndose con intensidad en todo el mundo.

De hecho, recientemente la OMS confirmó que estaba investigando dos nuevos linajes de ómicron: BA.4 y BA.5. En las últimas semanas, estas dos nuevas subvariantes se han localizado en países como Sudáfrica, Dinamarca, Botsuana y Escocia.

Al respecto, la Agencia de Salud y Seguridad de Reino Unido (UKHSA) ya ha advertido que estos linajes presentan “alteraciones fisiológicas que pueden ser importantes”.