La izquierda vuelve a salir a la calle contra la gestión sanitaria del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso

La líder de la oposición y portavoz de Más Madrid lleva días llamando a acudir a la marcha para tratar de que ésta vuelva a ser masiva. Y este martes se unió a ella el portavoz del PSOE en la Asamblea.

Esta semana es, en palabras de Juan Lobato, “una semana sanitaria muy intensa que finaliza el domingo con esa gran movilización de familias en defensa de nuestra sanidad pública”. Antes, este miércoles, la consejería de Enrique Ruiz Escudero vuelve a reunirse con el comité de huelga de médicos de familia y pediatras. Según informa Amyts, el sindicato convocante de los paros en la Atención Primaria, esperan respuestas sobre el plan piloto que iba a implementarse en 22 centros de salud así como “un verdadero plan de choque”. La secretaria general Ángela Hernández invita a Ayuso a asistir al encuentro con el comité de huelga.

“Un tsunami de gente normal”

Lo que vamos a tener este domingo en las calles de Madrid es básicamente un tsunami de gente normal pidiendo cosas normales; pidiendo que Madrid en vez de ir a peor vaya a mejor. Cientos de familias normales pidiendo cosas normales”, dijo el portavoz socialista. “Madrid tiene capacidad de sobra para en vez de ir a peor ir a mejor”.

Así las cosas, desde el PSOE dan todo “su apoyo” y llaman a la “máxima participación”. “Este domingo los socialistas madrileños formaremos parte de esas cientos de miles de familias normales que pediremos cosas normales. Y estaremos en la calle formando parte de esa marea, de ese tsunami de familias pidiendo la sanidad que, sin ninguna duda, merecemos y tenemos derecho a tener”, añadió Lobato.

“50 boicoteadores”

Por su parte, Mónica García comenzó su intervención en la rueda de prensa de los martes, tras la Junta de Portavoces, anunciando la cita que Madrid tiene el próximo domingo. “Nuevamente los madrileños y las madrileñas vamos a volver a salir, a poner el cuerpo con orgullo, con libertad, con alegría para defender nuestra sanidad pública de su propio Gobierno, de sus propios gestores”.

La portavoz de Más Madrid tergiversó las palabras que Ayuso pronunció durante la sesión de control en la Asamblea el pasado jueves. Así aseguró que la presidenta madrileña “dijo con desprecio que íbamos a ser 50 boicoteadores“.

No fue esto lo que afirmó la jefa del Ejecutivo regional, quien se refería a que los facultativos que siguen secundando la huelga: unos 40 o 60, según las cifras facilitadas por la consejería de Sanidad, que sitúa los paros en torno a un 2% o 3%. Esto fue lo que manifestó textualmente Ayuso: “Sanidad pública es el nuevo nunca mais y el no a la guerra. Es un grito político que está puesto en marcha por supuestos profesionales que son 42, 50 o 60 de los más de 90.000 profesionales sanitarios que tiene esta Comunidad. Y son personas que si, en lugar de tener entre las manos una pancarta y un megáfono, estuvieran al teléfono ayudarían mucho más. Esos no representan a los médicos y sus compañeros de los sindicatos han dejado de ser auténticos profesionales”.

“A la gente de Madrid le digo que qué le parece si lo volvemos a hacer, si le volvemos a demostrar a la señora Ayuso que no somos 50, que somos todos los madrileños y madrileñas que no queremos que nos desguacen la joya de la corona. Y a la señora Ayuso otro mensaje: el próximo domingo nos contamos. Si somos 50 como ella decía, no vuelvo a hablar nunca más de sanidad ni vuelvo a preguntarle” por esta cuestión, dijo la jefa de la oposición. “Si somos alguno más de 50, yo le pediría a Ayuso que rectificara y pidiera perdón”, añadió.

A Mónica García le parece “bastante llamativo” que la presidenta “compare su chapuza sanitaria nada menos que con el chapapote, que con las mentiras y con esa guerra de dudosa legalidad”. La portavoz de Más Madrid afirmó: “Ayuso se la quiere cargar y yo tengo un plan para arreglar la sanidad pública”.