Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,9% en junio en relación al mes anterior y disparó su tasa interanual un 1,5% hasta el 10,2%, su nivel más alto desde abril de 1985.

Según el INE, la escalada del IPC interanual en junio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de los carburantes y de los alimentos y bebidas no alcohólicas. El repunte precios de los hoteles, cafés y restaurantes, ha influido en la crecida, superior al porcentaje del pasado año. La tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente -índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos- aumenta seis décimas, hasta el 5,5%.