La Fiscalía pide 3 años de cárcel al exembajador de España en Venezuela en la época de Zapatero y 8 para su hijo por fraude

La Fiscalía Anticorrupción pide una pena de tres años y medio de cárcel para el exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo y de ocho años y medio para su hijo Alejo y para su nuera por la supuesta defraudación fiscal de las ganancias de casi 4,5 millones de euros que este último obtuvo de sus negocios con la petrolera estatal venezolana PDVSA entre 2013 y 2014.

En su escrito de calificación presentado ante el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, que la semana pasada acordó procesar a los tres por estos hechos, Anticorrupción reclama también multas millonarias para Alejo Morodo (3,7 millones de euros) y para su mujer Ana Catarina Varandas (3,8 millones), y algo menos cuantiosa para Raúl Morodo (378.700 euros).

En esta causa el juez ha investigado la supuesta defraudación a Hacienda del presunto cobro de unos 4,5 millones de euros de PDVSA por parte de Alejo Morodo mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera venezolana cuando su padre ya no estaba al frente de la embajada.

Fraude en las declaraciones del IRPF del hijo del exembajador de España en Venezuela

En concepto de responsabilidad civil, la fiscal también solicita el pago de un total de 1,3 millones de euros por parte de Alejo Morodo y su mujer por fraude en sus declaraciones del IRPF de 2013, 2014 y 2017, mientras que al exembajador le pide 126.122 euros por la defraudación que le atribuye en el ejercicio de 2014.

El sistema empleado por el hijo del exembajador y en el que habrían participado los otros acusados, según describe la Fiscalía en su escrito, consistió en «interponer tres sociedades instrumentales para que facturaran formalmente» los «supuestos servicios» de asesoramiento legal y consultoría que habría prestado entre 2011 y 2014. De esta forma eludía tributar por IRPF y lo hacía por el Impuesto de Sociedades, más beneficioso.

La Fiscalía, que sólo acusa por los ejercicios de 2013 y 2014 al estar los anteriores prescritos, sostiene que Raúl Morodo también defraudó las ganancias que percibió con cargo al patrimonio de dos de aquellas sociedades.

Alejo Morodo y su relación con Petróleos de Venezuela SA

El origen de los fondos que Alejo Morodo presuntamente ocultó a Hacienda reside en la relación contractual que contrajo con la empresa pública venezolana Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) hasta 2014, sirviéndose a las relaciones que su padre entabló con «altos cargos» de Venezuela en su época de embajador. La actividad prestada para PDVSA, según la Fiscalía, le reportó más de 6,6 millones de euros, «de los que en parte» se benefició Raúl Morodo.

Anticorrupción describe a lo largo de su escrito el sistema de cobro de fondos de PDVSA por las empresas «interpuestas» de Alejo Morodo y el cruce de transferencias entre estas y su padre, y también menciona la sociedad que ambos crearon en 2007, Morodo Abogados, «carente de medios personales y materiales, así como de actividad comercial» con «idéntico fin» de interponerla para «desplazar la carga fiscal».

Esta sociedad declaró entre 2013 y 2014 ingresos por 467.832 euros «desconociéndose» los servicios que prestó, dice la fiscal.