La Comisión Europea presenta su pasaporte de coronavirus, que han denominado como ‘Certificado Verde Digital’.

Este pasaporte incluirá los datos médicos de cada ciudadano, datos sobre si ha recibido la vacuna del coronavirus, si se ha hecho una prueba PCR o si ya ha pasado el coronavirus.

La idea es que se lleve toda esa información en un código de barras en el móvil o en papel para poder evitar controles innecesarios en las fronteras.

Con este certificado, universal y gratuito, pretende relanzar el turismo este verano. Aclaran que para poder desplazarse no será necesario estar vacunado contra el coronavirus, porque se podrá presentar también una prueba PCR negativa.

En el pasaporte aparecerá si la persona tiene puesta la vacuna china o rusa. Con estas vacunas solo estará permitido moverse, sin controles, en los países europeos que tengan autorizadas estas vacunas.

Por otro lado, la ECDC no está de acuerdo con este tipo de “pasaporte” porque siguen insistiendo en que no está demostrado que las personas que ya están vacunadas no sigan contagiando.

Islandia ha anunciado que va a permitir que entren al país turistas vacunados del coronavirus y que procedan de países europeos de bajo riesgo. Los turistas europeos de zonas de bajo riesgo no tendrán que pasar por cuarentena al llegar, a partir del 1 de mayo. Aunque sí que se les pedirá un test PCR negativo.