ONU, António Guterres, ha advertido de que el mundo está “a un sólo malentendido o un error de cálculo de la aniquilación nuclear”, de ahí su demanda a las potencias atómicas acuerdos para reducir esta grave amenaza: “la humanidad corre el peligro de olvidar las lecciones forjadas en las aterradoras llamas de Hiroshima y Nagasaki”, señaló el secretario general al abrir una conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP).

Momento de fuertes tensiones geopolíticas

El jefe de Naciones Unidas lamentó que en un momento de fuertes tensiones geopolíticas y desconfianza, los países se alejen del desarme y busquen “una falsa sensación de seguridad” gastando “cientos de miles de millones de dólares en armas del fin del mundo que no tienen cabida en nuestro planeta”.

13.000 armas nucleares

Guterres también recordó que hay casi 13.000 armas nucleares almacenadas actualmente e insistió en el riesgo que eso plantea ante crisis como la que está vigente en Ucrania, en Oriente Medio o en la península de Corea: “Hemos tenido una suerte extraordinaria hasta ahora, pero la suerte no es una estrategia. Tampoco es un escudo contra las tensiones geopolíticas que desembocan en un conflicto nuclear”, dijo.

Para Guterres, la conferencia de revisión del TNP es una oportunidad para acordar medidas que ayuden a evitar un desastre además de para encaminar al mundo hacia un futuro libre de armas nucleares. Además, animó a los Gobiernos participantes a reafirmar la norma contra el uso de armamento atómico.

Modernizar el TNP

También pidió modernizar el TNP para promover el uso pacífico de la energía atómica como respuesta a la crisis climática y llamó a impulsar las negociaciones sobre cuestiones atómicas en Oriente Medio, además de avisar de que al añadir la amenaza de las armas nucleares a estos conflictos estas regiones avanzan hacia una “catástrofe”.

VOLVER A PORTADA