Una mujer se enfrenta a una petición de cuatro años de prisión por un delito continuado de estafa perpetrado contra una persona conocida, de la que supuestamente se aprovechó de sus capacidades cognitivas alteradas para apropiarse de casi 28.500 euros.

El juicio contra esta persona tendrá lugar en la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, el próximo jueves 8 de julio.

El caso se remonta al año 2017, cuando la procesada comenzó a aprovecharse de la supuesta víctima, que padecía un trastorno de ideas delirantes y de deterioro cognoscitivo.

Según Fiscalía, la acusada tiró de esta cuestión y de la relación personal que las unía para conseguir que la víctima la acompañase hasta la sucursal de un banco en Santiago para que retirase de su cuenta bancaria dinero en efectivo que la procesada se quedaba con la excusa de que estas cuantías iban a ser destinadas a su cuidado.

El Ministerio Público sostiene que entre septiembre de 2017 y enero de 2018 hubo 26 retiradas de efectivo por un importe total de 22.240 euros. A esto se sumaron otras retiradas de dinero en otras cuentas bancarias durante las mismas fechas.

En total, está acusada de quedarse con 28.448 euros de la supuesta estafada, lo que para Fiscalía constituye un delito continuado de estafa o, alternativamente, de apropiación indebida merecedor de una pena de cuatro años de cárcel.