La condena de 9 años de cárcel dictaminada por la Justicia rusa para la baloncestista estadounidense Brittney Griner ha despertado la enérgica respuesta de Estados Unidos. Y es que desde Washington entienden la sentencia como un claro caso político en pleno contexto de guerra en Ucrania con la UE y Estados Unidos imponiendo sanciones por la invasión ejecutada por Putin.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió a Rusia, nada más conocerse la condena, que libere “inmediatamente” a la Brittney Griner después de que fuera condenada por la Justicia rusa a nueve años de cárcel por posesión y contrabando de drogas.

“Esto es inaceptable, y pido a Rusia que la libere inmediatamente para que ella pueda estar con su esposa, sus seres queridos, sus amigos y sus compañeros de equipo”, indicó el mandatario estadounidense en un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

Antony Blinken ya trabaja en un posible trueque entre Brittney Griner y Paul Whelan por Victor But

Ahora, con la condena en firme, arranca la negocación diplomática entre Estados Unidos y Rusia para liberar a la jugadora. Sobre el tablero ya se está negociando un posible intercambio entre Brittney Griner y Paul Whelan, condenado a 16 años por espionaje, por el “mercader de la muerte”, Victor But, que fue condenado a 25 años de cárcel en una prisión estadounidense.

Joe Biden prometió que su Gobierno seguirá trabajando “sin descanso” y “buscando todas las vías posibles” para que Griner y el exinfante de marina Paul Whelan “vuelvan a casa y estén a salvo lo antes posible”.

El secretario de Estado del país, Antony Blinken, es la persona que está llevando a cabo la negociación con su homólogo, Serguéi Lavrov.

La sentencia de Griner muestra, a juicio de Biden, lo que el mundo “ya sabe”, es decir, que está detenida de manera errónea en Rusia.

Griner, doble campeona mundial y olímpica con su país, fue detenida en febrero pasado en un aeropuerto de Moscú con aceite de cannabis en la maleta, sustancia prohibida en Rusia. La sentencia en su contra fue dictada en un tribunal en Jimki, en la región de Moscú.

Cuando se leyó la condena, Griner, de 31 años, dijo entender el fallo y apenas mostró emoción alguna, pese a su severidad.

La WNBA y la NBA piden la liberación de Brittney Griner

El baloncesto estadounidense se ha volcado con Brittney Griner. La comisionada de la WNBA, Cathy Engelbert, y el comisionado de la NBA, Adam Silver, criticaron la condena y pidieron su retorno inmediato a Estados Unidos.

“El veredicto y la sentencia de hoy no tienen justificación y son una desgracia, pero no inesperados, y Griner continúa estando detenida de manera injusta”, sostienen ambos organismos en un comunicado publicado en la página de Twitter de la WNBA.

Las organizaciones aseguraron que su compromiso con asegurar el retorno de la atleta no ha cambiado, y manifestaron su esperanza de que el proceso para “traerla a casa” esté cerca de acabar.

Ambas organizaciones se unen de esta manera al llamamiento del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que esta mañana exigió a Rusia que libere “inmediatamente” a la baloncestista, y prometió que su Gobierno seguirá trabajando “sin descanso” para asegurar su retorno al país.

VOLVER A PORTADA