La Policía Nacional ha detenido en Talavera de la Reina (Toledo) a un varón que venía dedicándose de manera habitual al tráfico de estupefacientes a pequeña escala y que guardaba en el interior de su taquilla 13 tabletas de hachís, con un peso aproximado de 1,3 kilogramos.

Según ha informado este martes la Policía Nacional en nota de prensa, el arrestado distribuía hachís a clientes habituales que conocía con anterioridad, y utilizaba su lugar de trabajo para ocultar el estupefaciente, utilizando su taquilla personal como ‘caleta’.

La investigación en torno a este individuo permitió determinar su particular ‘modus operandi’, que consistía en proveerse de una importante cantidad de estupefaciente y almacenarla para posteriormente distribuirla a clientes fijos a los que conocía previamente, asegurándose la confidencialidad de su actividad ilícita y dificultando la labor de los investigadores.

El detenido, que ya contaba con antecedentes por hechos similares, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Talavera de la Reina como presunto autor de un delito contra la salud pública.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇