Iberdrola presenta un latente financiero de 26% en el Ibex

Iberdrola quiere reorganizar su apuesta más puntera en Estados Unidos. Y es que su filial en el país, Avangrid, acaba de pedir que queden sin vigencia los acuerdos actuales de comercialización de sus planes para el proyecto denominado Commonwealth Wind, situado en Massachusetts. Hablamos del considerado como su proyecto estrella en aquel país con el que prevé una inversión de 3800 millones de dólares y con 1.232 MW de potencia prevista.

Ya hace un par de meses que no vieron la viabilidad del proyecto bajo las premisas con las que se había pactado, por el actual contexto macroeconómico, pero las distribuidoras no lo han considerado. La idea es desestimar la revisión de esos contratos y abrir camino, señala Avangrid, para incluir esos más de 1.200 megavatios en la próxima licitación de energía eólica marina, que se ha programado para el próximo abril. La decisión está ahora en manos del regulador de EEUU.

Mientras en cuanto a recomendaciones el valor cuenta, con la establecida por Renta 4, que muestra al valor con cautela en este contexto de subida de tipos, pero estima que su modelo de negocio, en el análisis de su experto Ángel Pérez Manzanares, una gran resiliencia respecto al entorno macro. Y muestra optimismo ante su solidez financiera, el apoyo del mercado, que dice le permiten combinar crecimiento y dividendos. Así sobreponderan el valor y elevan su precio objetivo hasta los 13,57 euros por acción desde los 12,73 anteriores, lo que le otorga un nuevo y mejorado potencial en el mercado del 26%.

En su gráfica de cotización comprobamos como el valor sigue por debajo de la cota de los 11 euros por acción, aunque sin grandes movimientos, tras perder casi un 3,5% en la última semana. Sin embargo, apenas presenta avances inferiores al punto porcentual en las últimas 20 sesiones cotizadas, con ganancia del 8,5% en lo que va de año.

Mientras, el recorrido es mucho más limitado para Iberdrola si miramos a JPMorgan. Su analista Javier Garrido considera que existen mejores apuestas en el sector con RWE, Engie, Enel, EDP y la británica Centrica. Considere que se mantendrán los elevados precios de la electricidad en los próximos años para el sector energético, y que serán la fuerza impulsora detrás del crecimiento de sus beneficios, a pesar del freno de los precios y de los impuestos. Su calificación, neutral ante Iberdrola con PO de 11,30 euros por acción.

Para el analista de mercados financieros de Estrategias de Inversión José Antonio González Iberdrola “se mantiene sin grandes cambios manteniéndose bajo el área de resistencia de los 11,589 / 11,18€ por acción y por encima del área de soporte de los 8,54 / 8 ,22€ por acción. Al corto plazo, asistimos a un fuerte giro a partir de las proximidades del área de resistencia citada, lo que podría provocar un importante ajuste en el precio al corto plazo, siendo los próximos niveles a vigilar los 10,54 / 10,335€ por acción”.

Según el analista independiente Néstor Borrás, en Iberdrola “Vigilamos como nueva señal de fortaleza, que tengamos un tercer intento de ruptura de la zona de resistencia relevante descubierto en torno 11.150 / 11.180 euros en un cierre diario. La siguiente resistencia sería en los máximos históricos, los 11.585 euros por acción.

Y destaca en su análisis para Ei que, en la compañía energética “los niveles de soportes están situados en: (1) la zona 10,780 / 10,405 euros, juntamente, con las medias móviles simples de 40 y 200 periodos, (2) el área corresponde en torno 9.832 / 9.880 euros y (3) soporte relevante en la base de la potencial figura de doble suelo entre 9.090 / 9.058 euros por acción. Como síntomas positivos, hemos tenido un cruce alcista de la media de 40 periodos con la de 200 periodos y estas se encuentran por debajo del precio. Luego, tenemos incremento de volumen en las sesiones de recuperación y disminución del volumen en las sesiones de caídas”.