durante las próximas 24 o 48 horas.

En esa misma nota de prensa se asegura que el presidente de Brasil «evoluciona favorablemente» y que «por recomendación de su equipo médico» el mandatario se someterá a varios exámenes para investigar el hipo que le viene afectando desde hace ya casi una semana y «quedará por observación entre 24 y 48 horas, no necesariamente dentro del hospital».

«Él está animado y pasa bien», concluye la nota, sin dar más detalles, mientras que la agenda oficial que debería cumplir este día y que -entre otras actividades- incluía una reunión con el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, ha sido cancelada.

Mientras, el diario brasileño Globo ha informado de que Bolsonaro fue ingresado para someterse a pruebas médicas no especificadas tras sentir dolores abdominales durante la madrugada del miércoles.

Problemas recurrentes de salud

La salud del mandatario carioca ha sido algo frágil a lo largo de toda presidencia desde que fuese apuñalado en la barriga durante la campaña electoral de 2018. En julio del año pasado, además, se contagió de Covid-19, aunque superó la enfermedad. Brasil ha sido hasta el momento uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus.

Además, se le ha visto toser de forma reiterada en varias comparecencias públicas recientes.

 

VOLVER A PORTADA