Inaugurado en 1838, el Museo de Guadalajara es el museo provincial más antiguo de España.

Desde 1973 su sede es el Palacio del Infantado, un impresionante edificio construido a finales del siglo XV, sin duda la mayor joya arquitectónica de la ciudad, símbolo y orgullo de toda la ciudadanía. Es hoy un gran centro de conservación, investigación, exhibición y aprendizaje de patrimonio cultural, que aprovecha todos los espacios de su admirable sede con sus salas de exposiciones, almacenes y talleres, es un potente centro cultural que alberga por doquier actividades de todo tipo.

El Museo de Guadalajara custodia los objetos más relevantes del Patrimonio Cultural mueble de la provincia. Sus colecciones se dividen en tres secciones: Bellas Artes, Arqueología y Etnografía, que se presentan conjuntamente de forma novedosa en su área de exposición permanente, que con el nombre de “Tránsitos” propone un recorrido de carácter antropológico que incide en las ideas de vida, muerte y religiosidad de las culturas que han poblado Guadalajara desde el paleolítico hasta el siglo XX. Obras de Alonso Cano, Ribera, Carreño o La Roldana, restos celtibéricos y medievales, entre otros, y objetos de cultura popular van ilustrando el tránsito de las diferentes culturas por la provincia.

MU GU EDIFICIO 5


El Museo dispone de otra área de exposición permanente “El Palacio del Infantado. Los Mendoza y el poder en Castilla”. Destinada a la interpretación del edificio que nos sirve de sede está ubicada en uno de los espacios singulares conservados, decorados con un magnífico conjunto de pinturas al fresco del siglo XVI.

La oferta cultural del Museo se completa con sus dos salas para exposiciones temporales, donde el visitante podrá contemplar otras piezas de sus colecciones o el arte más actual de la provincia, el salón de actos y el de audiovisuales, en los que se celebran de forma continua actividades como conferencias, presentaciones de libros, conciertos o representaciones teatrales.

MU GU EDIFICIO 14 1

Todo esto en el espléndido entorno patrimonial del Palacio del Infantado, un bello y carismático edificio tardogótico, construido hacia 1480 por el arquitecto Juan Guas y el tallista Egas Coeman a instancias del II duque del Infantado. Especialmente destacadas son su fachada principal y su patio. La fachada refleja una unión entre las formas góticas y la tradición mudéjar, con varios añadidos en el siglo XVI, que transformaron su aspecto original. Los paramentos están decorados en toda su superficie con puntas de diamante y su parte superior está rematada con una galería corrida con garitones de arcos y tracerías góticos. La portada está decorada con las armas del duque sostenidas por salvajes.

El Museo de Guadalajara es un espacio cultural único que no podemos dejar de visitar.