Gerard Piqué podría ser el gran fichaje del Barça para este importantísimo tramo de temporada. El central, que se lesionó de gravedad contra el Atlético de su rodilla derecha, ha acortado y mucho los plazos para, quién sabe, poder estar ante el PSG en la Champions League.

De momento, el catalán se ha ejercitado con el grupo apenas tres meses después de lesionarse de manera parcial el ligamento cruzado anterior de la rodcilla derecha, y podría ser que estuviera contra los franceses.

Le vendría muy bien al Barça poder contar con él, pues Koeman está algo escaso de centrales tras su lesión en noviembre y la más reciente de Araujo.

Tan solo Lenglet y Umtiti están disponibles, teniendo incluso que retrasar a Frenkie de Jong a la posición de central en algunos partidos.

Quizá por ello, Piqué está dispuesto a forzar lo que sea necesario para poder estar contra el PSG. De momento, sus sensaciones son positivas y tiene un par de entrenamientos para ponerse a tono y seguir probándose.

Gerard Piqué se lesionó en una jugada fortuita ante el Atlético, con un diagnóstico de rotura parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y un esguince de grado 3 en el ligamento lateral interno.

El central prefirió un tratamiento conservador, y a pesar de que se habló de cinco o seis meses de ausencia, Piqué ha vuelto en tres.