Reflexiones sobre la unidad y la diversidad en la administración pública

TOLEDO — Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ha reiterado su compromiso con la equidad y la unidad en la diversidad durante una serie de intervenciones públicas, subrayando que “la diversidad no puede esconder privilegios ni injusticias”. El presidente ha enfatizado la necesidad de que todos los ciudadanos tengan acceso igualitario a los servicios, independientemente de su ubicación geográfica o su contexto histórico.

Nuevos Convenios para Ampliar Servicios Sin Fronteras

En un reciente acto, García-Page ha destacado la firma de un convenio que no solo continúa los esfuerzos previos sino que expande significativamente el alcance de los servicios. “Este convenio amplía el espacio a toda la red, no solamente a la limítrofe, asegurando que la atención no tenga limitaciones geográficas”, declaró. Este enfoque, según el presidente, es aplicable a otros sectores como la investigación y la cooperación.

Promoviendo el Sentido Común en la Gestión Pública

El presidente ha descrito la firma del convenio como un acto de “puro sentido común”, difícil de objetar. García-Page ha argumentado que ningún tipo de frontera administrativa debería generar ineficiencias o inutilidades en la prestación de servicios. Este documento, según él, debería ser el precursor de otros acuerdos en áreas como la prevención y extinción de incendios y otras formas de colaboración intercomunitaria.

Llamado a la Armonización Técnica en la Salud

En otro contexto, García-Page ha expresado la necesidad de un plan nacional de armonización técnica y de servicio público, particularmente en el ámbito sanitario, considerando las disparidades que pueden surgir de la gestión autonómica. “Es esencial tener un sistema sanitario que, aunque gestionado autonómicamente, mantenga un estándar y una accesibilidad uniformes a nivel nacional”, explicó.