Los temblores sísmicos no dan tregua a Laza. Son más de 50 terremotos en la última semana, de diferente magnitud. Y uno de los últimos, de mayor virulencia, de 3,9 grados en la escala Richter. Un temblor que se pudo sentir a cientos de kilómetros de distancia, en las provincias de Ourense, Lugo y Pontevedra.

Este terremoto se registró alrededor de la medianoche, pero hubo más. Pasadas la 1:30 de la mañana una nueva sacudida, más suave, de 2,5 de magnitud, hizo vibrar la tierra de nuevo.

El de la medianoche es uno de los terremotos más importantes registrados en Galicia. El mayor, data del 22 de mayo de 1997, en la localidad ourensana de Triacastela, que alcanzó los 5,1 grados en la escala Richter. En Pontevedra, en 1920, el terremoto fue de 4,7 de magnitud.