La Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF) de la Guardia Civil de Noia investigó a un vecino de esta localidad, como presunto autor de un delito de falsedad documental.

Los hechos sucedieron cuando una patrulla de la mencionada unidad realizaba un servicio de vigilancia de puertos y observaron en el muelle de Testal una embarcación amarrada a la rampa, lugar no habitual para el atraque de este tipo de barcos. Ante lo inusual de la ubicación, los guardias civiles solicitaron a la persona que se encontraba a bordo la documentación de la lancha, alegando éste razones incongruentes sobre la misma, careciendo el motor que tiene del número de serie troquelado.

La Guardia Civil procedió a consultar los datos con la delegación de la Capitanía Marítima de Noia, dando como resultado que el folio que exhibe corresponde a otro barco amarrado en el puerto de Meira en la localidad de Moaña (Pontevedra), constatando que la embarcación inspeccionada carecía de cualquier tipo de documentación.

Ante la imposibilidad del dueño de aportar ningún documento acreditativo, los agentes procedieron a la investigación de esta persona, como presunto autor de un delito de falsedad documental tipificado en artículo 392.1 del Código Penal.

📢Compartir en...👇