Esta semana la Comisión interdepartamental para el impulso y coordinación de la actual Estrategia Gallega de Cambio Climático y Energía 2050 se reunirá con el objetivo de hacer balance de su primer año y medio en vigor, fijar las próximas líneas de actuación en Galicia y estudiar las metas marcadas del presente a 2030 para seguir convergiendo con Europa. Hasta ahora, las sensaciones son positivas. Hay 114 medidas en marcha, 53 en estudio y cuatro que ya finalizaron, todas contempladas hasta el 2023 y para las cuales se han destinado ya más de 317 de los 1.280 millones de presupuesto.

Así las cosas, la mayor novedad, tal como consta en el informe que el pasado mayo conoció el Consello de la Xunta, referente a la aplicación de estas iniciativas desde la implantación de la mencionada Estrategia y su Plan Integrado 2019-2023 (la primera parte de la misma), hace referencia a la reducción de gases de efecto invernadero en nuestra comunidad, un 23,8% menos que respecto a 1990: porcentaje que está muy cerca de conseguir la disminución del 24,6% para 2030 que en estos momentos se propone el programa autonómico.

De este modo, a la espera de que la Comisión interdepartamental se presente por primera vez a la convocatoria programada para el próximo 8 de junio, estando “previsto que ese mismo día se mande información” sobre la misma y “sus principales conclusiones”, tal como indican desde la Consellería de Medio Ambiente, los datos manifiestan que Galicia se encuentra mucho mejor que España.

Y es que la nueva Ley del Cambio Climático, por su parte, contempla una rebaja del 23% de los gases de efecto invernadero para el mismo período (1990-2030), un “hito” ya alcanzado por el territorio gallego y que se sitúa bastante por debajo del propósito de la UE, que con la Ley del Clima europea pretende que las citadas emisiones desciendan un 55% para el mismo intervalo temporal.

Desde la Xunta, que ya avisaron que revisarán su objetivo en base a la nueva meta del viejo continente, el cual podría ser avanzado el próximo martes tras la junta de la Comisión interdepartamental, apuntan (según el informe al que accedió el Consello) que “a ferramenta da nosa comunidade ten un grao de ambición climática superior ao definido na Lei estatal e, ademais, está na boa senda para conseguir a neutralidade climática no ano 2050”.

Este razonamiento lo argumentan en que, con su actual reducción del 23,8% en relación a los gases de efecto invernadero, la diferencia de las emisiones gallegas en comparación a la media nacional es de 32 puntos, pues Galicia sí bajó pero no lo hizo el conjunto estatal, donde ascendieron un 8,5% desde 1990.

De igual forma, el ratio de Galicia respecto al total de las emisiones estatales continúa reduciéndose: era un 10,1% en 1990, fue de un 8,3% en 2005 y ahora está en un 7,1%. De hecho, nuestra comunidad es de las tres que más está rebajando la producción de estas sustancias, al igual que Asturias y Castilla y León, con una cifra mejor que distintos países europeos como Bélgica, Croacia, Francia e Italia.

📢Compartir en...👇