En total, se detectaron más de 22.600 cruces fronterizos ilegales en la ruta migratoria de África occidental, ocho veces la cifra del año anterior

Canarias experimentó un número récord de llegadas de migrantes a sus costas en 2020, principalmente por un aumento significativo en los últimos cuatro meses del año, según los datos facilitados por la agencia europea de fronteras Frontex.

En total, se detectaron más de 22.600 cruces fronterizos ilegales en la ruta migratoria de África occidental, ocho veces la cifra del año anterior. Este fue el número más alto desde que Frontex comenzó a recopilar datos en 2009, según explica la propia agencia.

Los especialistas de fronteras europeos explican que los contrabandistas a menudo usan grandes barcos pesqueros capaces de transportar un mayor número de personas que parten de países de África occidental como Mauritania, Senegal y Gambia.

Alerta también que durante el pasado año se ha producido un aumento del tráfico de inmigrantes en la ruta del Mediterráneo central. A pesar del marcado aumento de las salidas desde Túnez, la cifra de migrantes irregulares detectados en esta ruta que habían salido de Libia han aumentado. En total, el número de llegadas ilegales al Mediterráneo central casi se triplicó a más de 35.600, lo que la convierte en la ruta migratoria más activa hacia Europa.

En cualquier caso, Frontex constata la incidencia del Covid en un descenso generalizado en la llegada de inmigrantes a la Unión Europea de forma ilegal. Asegura que el número de detecciones de cruces fronterizos ilegales a lo largo de las fronteras exteriores de la UE se redujo un 13% el año pasado. Y lo cifra en 124.000, en gran parte debido al impacto de las restricciones Covid-19 impuestas por varios países.

Este es el número más bajo de cruces fronterizos ilegales desde 2013, datos que contrastan con la activación de la ruta canaria.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇