Francia vive la octava jornada de protestas contra la reforma de las pensiones

Francia vive este miércoles su octava jornada de movilizaciones sindicales contra una reforma de las pensiones que puede quedar definitivamente aprobada mañana, jueves, si el Gobierno de Emmanuel Macron confirma el respaldo decisivo de los conservadores Los Republicanos (LR).

La reforma, que eleva la edad mínima de jubilación en Francia de los 62 a los 64 años, ha generado una enorme oleada de contestación en el país, que ha organizado numerosas jornadas de manifestaciones y paros sindicales durante este primer trimestre del año.

Mientras el Ejecutivo de Macron mantiene su plan al considerarlo necesario para mejorar el déficit generado por el sistema de las pensiones, el movimiento de protesta se ha endurecido desde comienzos de marzo, cuando se convocaron huelgas indefinidas, como la de recogida de basuras en varias ciudades francesas, entre ellas París

En este tenso ambiente, se espera este miércoles una anulación del 20 % de los vuelos en el aeropuerto parisino de Orly y una fuerte perturbación de la circulación de trenes de alta velocidad (funcionarán 3 de cada 5), los regionales TER (2 de 5) y de Intercities (1 a cada 3).

En el gran París se prevé una notable perturbación de los trenes de cercanías y, en menor medida, en el metro de la capital.

El final del trámite parlamentario

Estas protestas suceden en plena recta final del trámite parlamentario de la reforma.

Este mismo miércoles se reúne la comisión paritaria Asamblea Nacional-Senado (formada por siete parlamentarios de cada cámara) que debe acordar un texto común.

La presidenta de la Asamblea Nacional, la macronista Yaël Braun-Pivot, rechazó el martes que ese debate sea emitido por televisión, tal como había pedido la oposición de izquierda para que los ciudadanos pudieran ver en directo la posición de cada uno de los miembros de esa comisión.

El texto que salga de allí (hay seis miembros de partidos del bloque macronista y cuatro del conservador LR, que en este asunto se ha aliado con el Gobierno) será luego sometido a debate y votación en las dos cámaras mañana, jueves.

En el Senado a partir de las 9.00 hora local y en la Asamblea desde las 15.00, cuando podría quedar el proyecto definitivamente aprobado.