España no entrará en recesión en 2023 y seguirá creciendo por encima de la zona euro durante el año que viene, aunque hasta comienzos de 2024 no se habrá recuperado hasta su nivel previo a la pandemia, según estimó este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“España es uno de los países para los que no prevemos una recesión técnica durante el próximo año”, apuntó el director del departamento de Europa del FMI, Alfred Kammer, en una rueda de prensa celebrada en el marco de las reuniones anuales del Fondo y del Banco Mundial (BM).

Así, aunque algunos países “tendrán una recesión absoluta” el próximo año, el crecimiento de varios estados, entre ellos España, “será más fuerte que en otros países europeos”. “No se espera que la producción alcance los niveles previos a la pandemia hasta principios de 2024”, precisó.

El pasado día 11, el FMI publicó el último informe de perspectivas económicas globales que apunta que, aunque España crecerá más de lo estimado este año gracias a la recuperación del turismo y a la producción industrial (el 4,3%), el año que viene se frenará más de lo esperado.

En total redujo ocho décimas, al 1,2 %, la previsión de crecimiento de 2023, una cifra que es mucho más pesimista que la estimación del Gobierno español del 2,1 % en 2023, aunque cercana a la estimación del Banco de España, en el 1,4 %.

Aún así, según explicó en una rueda de prensa posterior a la publicación del informe la directora adjunta del Departamento de Investigación del Fondo, Petya Koeva, para 2023 “probablemente” se verán números mejores ya que el informe se realizó antes de saber los últimos datos económicos del país.

Según datos oficiales, la economía española creció el 1,5% en el segundo trimestre, cuatro décimas más de lo estimado, pese a la alta inflación y la incertidumbre mundial por la invasión de Rusia a Ucrania.

En la conferencia de prensa de este viernes, Kammer explicó que la revisión a la baja de la previsión de crecimiento de España para 2023 se debe a que el Fondo augura un debilitamiento de la demanda ante el endurecimiento de las condiciones financieras. También señaló que dichas condiciones y la elevada inflación debilitarán la confianza de los consumidores.

España, apuntó el representante del Fondo, “fue la más afectada por la pandemia” pero también “tuvo una respuesta política muy fuerte para salir de la recesión”.

El país seguirá creciendo por encima de la zona euro ya que el conjunto de estas economías crecerá el 3,1 % este año (cinco décimas más de lo previsto anteriormente), pero se resentirá más de lo previsto en 2023, y sólo avanzará el 0,5% (siete décimas menos de lo estimado en julio).