FENAVIN constituye su Cuerpo Diplomático de Embajadores y Embajadoras del Vino, y celebra el éxito de la Feria ante su XII edición

A falta de menos de un mes para que la Feria Nacional del Vino (FENAVIN) abra nuevamente sus puertas, Madrid vuelve a ser el lugar elegido para departir, con reconocidos periodistas y personas del mundo de la cultura y la política, acerca del éxito de la próxima edición de la Feria, que tendrá lugar en Ciudad Real del 9 al 11 de mayo y, por primera vez en su historia, en año consecutivo.

El hilo conductor de este encuentro no es otro que el cariño que el medio centenar de asistentes al mismo, mantienen por el vino y la cultura que se desarrolla en torno a este producto, tan importante por otro lado, para la economía española, de Castilla-La Mancha y de la provincia de Ciudad Real.

Personas relevantes en sus respectivas profesiones con las que se ha constituido el `Cuerpo Diplomático de Embajadores y Embajadoras del Vino, al haber sido todos ellos reconocidos con esta distinción, desde el año 2011.

Tanto el Presidente de la Feria Nacional del Vino y de la Diputación de Ciudad Real, promotora del evento, José Manuel Caballero, como el Director de la Feria, Manuel Julià, compartían los preparativos, las novedades, y la repercusión que tendrá esta próxima edición, entre otras personas con los populares periodistas Luis del Olmo, Ana Rosa Quintana, Ana Terradillos, Francisco Rosell, Moisés Rodríguez, Xabier Fortes, José Ribagorda, Pedro García Cuartango, Cristina Cubero, Paco García Caridad, y Sandra Barneda; el director de Diario Marca, Juan Ignacio Gallardo, y Loles Silva, Directora de Contenidos Web `De las cosas del comer´; la reconocida actriz, Concha Cuetos; relevantes miembros de la gestión audiovisual o editorial española, como Manuel Villanueva, director general de contenidos de Mediaset, o Julián Velasco, director general de COPE; el escritor Benjamín Prado; Sonia Prince de Galimberti, mujer referente en el mundo del vino, Presidenta-fundadora de AMAVI; Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center; el empresario, presidente fundador de ASEFMA, Félix Bellido; la reconocida Psicóloga, Inma Puig; y el Presidente de la Cámara de Comercio de Ciudad Real, José Luis Ruiz.

El apoyo institucional ha estado representado por Isabel Rodríguez, Ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno de España, nombrada Embajadora la pasada edición; quien incidía en la importancia del sector económico del vino: “Desde los hombres y mujeres que trabajan la tierra, a quienes tratan el vino, lo embotellan y lo comercializan por todo el mundo. El vino es importante como elemento de cohesión, en el ámbito económico, pero también en los ámbitos social y cultural. El vino es un elemento que une y por eso tiene que ser protegido”.

El Presidente de FENAVIN, José Manuel Caballero, explicaba que se ha reunido a los Embajadores del Vino para pedirles que sigan haciendo el magnífico trabajo de vender FENAVIN, “de dar a conocer la Feria como la mejor herramienta de comercio del vino español en el mundo, de recomendar el consumo moderado de vino y contribuir a generar una economía en torno a un producto que, en tierras como Castilla-La Mancha, resulta imprescindible”.

Caballero les encomendaba el compromiso de difundir, no solo los valores que tienen que ver con el placer de degustar un vino, sino “los valores sociales, económicos, en relación con la fijación de población, la dignidad de los hombres y mujeres que viven en el mundo rural y todos estos aspectos positivos por los que nos interesa que se conozca FENAVIN, y se conozcan los vinos de España y de Castilla-La Mancha en todos los países del mundo”.

Por su parte, Manuel Julià, Director de FENAVIN, remarcaba que el carácter fundamental de la Feria sigue siendo hacer negocio. Desde ese punto de vista, indicaba que el hecho de celebrar FENAVIN dos años consecutivos, por no haberse podido llevar a cabo en 2021, a causa de la pandemia, no será una realidad permanente, pues de por sí el evento “genera una fuerza más que suficiente para desarrollar contactos, y una realidad comercial en dos años, aparte de la inversión importante que supone para las bodegas. Sin embargo, la pandemia generó hambre de negocio y, por esa razón, en 2022 la Feria fue un gran éxito, y un año después tenemos incluso más bodegas en reserva, habrá más expositores y FENAVIN sigue su evolución positiva”.

También Gonzalo Redondo, coordinador institucional de la Feria, hacía referencia al hecho de que en mayo de 2022, tras la celebración de FENAVIN, se vendió en la provincia de Ciudad Real el 50% del vino que se había vendido en el primer semestre del año. “Yo creo que es un dato extraordinario que demuestra que FENAVIN es una herramienta útil, que sirve al sector y al conjunto de la provincia y de la región”.

Embajadores “orgullosos” de FENAVIN

Los diferentes Embajadores y Embajadoras del Vino valoraban las capacidades de FENAVIN y del producto en sí; como Juan Ignacio Gallardo, el cual manifestaba que se trata de una responsabilidad que acepta con mucho agrado “se trata de poner en valor un producto que en nuestra tierra es poderoso y que a nivel nacional contribuye a hacer marca, y a los que nos gusta engrandecer cualquier comida o celebración con vino hacemos de embajadores casi sin quererlo”.

Moisés Rodríguez, hace bandera “no solo de los buenos vinos que hay en nuestro país, sino de FENAVIN en sí, y de la cultura del vino, al proponer algunos de los nuevos Embajadores que serán proclamados en mayo. Ser embajador me hace degustar vino de manera más profesional e intentar aprender cada día más de este sector”.

Manuel Villanueva, por su parte, afirmaba que FENAVIN es “el acontecimiento más celebrado en Castilla-La Mancha después del Quijote, aparte de ser una Feria muy renombrada, de las más importantes de Europa y probablemente del mundo”. En su acercamiento al mundo del vino tuvo que ver su abuelo paterno, campesino gallego que cultivaba con mucho mimo una pequeña viña, “él me enseñó que amar el vino es amar la tierra”.

Presumiendo de ser una de las primeras Embajadoras del Vino, Ana Rosa Quintana manifestaba el honor que le produce. “Me gusta el vino, me gusta la cultura del vino y al final es unir el placer con la afición”. De la Feria destaca que se innove en cada edición, y el volumen de vinos, cada vez de mayor calidad, que se exponen en ella.

De “proyecto extraordinario, no solo para proyectar el mundo del vino sino La Mancha en sí”, hablaba Francisco Rosell. Para el periodista se trata de “una historia de éxito, cuyo mérito merece ser reconocido por haber conseguido promocionar el vino como marca y como identidad de la región. Siendo manchegos tenemos que estar pegados a la cultura del vino, que riega las raíces de Castilla-La Mancha”.

La referencia a las nuevas instalaciones con las que contará el evento en su XII edición, la hacía el periodista, José Ribagorda, afirmando que apoyó FENAVIN desde el minuto cero, porque le parece “un milagro en su conjunto: las instalaciones que tiene, las personas que la han impulsado, la imaginación y el trabajo que se ha hecho es sorprendente”.

Uno de los últimos Embajadores nombrados, Benjamín Prados, indicaba que se trata de “un honor enorme” porque une muchas de sus pasiones: “el vino una de ellas, La Mancha otra de ellas, La Rioja otra de ellas, FENAVIN otra, la Literatura otra de ellas, y cuando alrededor de ello se reúnen grandes amigos. Fue muy divertido y lo recuerdo como un día muy bonito”.

También de orgullo, y de responsabilidad al mismo tiempo, hablaba Sandra Barneda, “detrás de cada copa hay una historia. Tras las viñas hay historias maravillosas, y si aparte de la liturgia y de los encuentros que propicia una copa de vino supiéramos lo que hay detrás de ese producto, valoraríamos mucho más lo que significa. Tras mi nombramiento entiendo por qué FENAVIN tiene la fama que tiene, porque el despliegue que se hace es impresionante”.

Luis del Olmo, manifestaba lo conveniente que es realizar esta reunión una vez al año “para que los vinos no decaigan, para que el producto más importante que tenemos sobre la mesa, el vino, su majestad el vino, no decaiga”.

Sonia Prince de Galimberti, valoraba junto a Concha Cuetos, que el vino haya conseguido “que nos conozcamos, que nos adoremos, y que tengamos una amistad entrañable, y en ello entra también FENAVIN que como feria está llegando a un punto insuperable”.

La organización de FENAVIN desvelaba los nombres de las personas que el próximo 10 de mayo serán nombradas `Embajadoras y Embajadores del vino´. Serán el ex Presidente de la Diputación de Ciudad Real y promotor de FENAVIN, Nemesio de Lara; ,el actor y presentador, Carlos Sobera; el Ilusionista, Jorge Blass; Juan Manuel del Rey, Copropietario y Director de `El Corral de la Morería´; Manuel Gutiérrez Aragón, Director de Cine, guionista y escritor; Manuel Rayo, Médico Cardiólogo del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Xelo Montesinos CEO de Unicorn Content; Almudena Alberca, enóloga y primera mujer española Master of Wine; y la escritora, María Oruña.

Para Carlos Sobera, presente en el encuentro realizado en Madrid, “es una maravilla ser Embajador, porque el vino me encanta y el de La Mancha me parece extraordinario. Aprendí a apreciar el vino ya de mayor y además me gustan todos, con moderación, y no hay una comida o una cena que me parezca importante sin una copa de vino”.

Manuel Rayo no esconde el “inmenso orgullo” que le produce el nombramiento. “Por ser ciudadrealeño, por ser manchego y porque es un reconocimiento que me permite apoyar a un sector que creo fundamental para el desarrollo de nuestra tierra”. Se considera defensor a ultranza “del consumo en cantidades adecuadas, en individuos que puedan y en circunstancias óptimas. Una o dos copitas de vino al día, en personas que no tengan patologías, y a ser posible en una buena mesa con amigos y familiares con los que reír mucho y disfrutar de la vida”.

Por último también Jorge Blass, que si tiene que elegir apuesta por el vino tinto, mostraba su alegría por el reconocimiento que va a recibir, al considerarse un gran fan de FENAVIN y seguidor de cada una de sus ediciones. Será su primera vez en la Feria y se denomina “feliz por contribuir a la magia del vino. Me gusta consumirlo con moderación, sin ser experto sé el vino que me gusta y tengo buenos amigos bodegueros cuyo trabajo tiene que ver con la parte artesanal de la magia, cómo esperan, cómo miran la viña, la vendimia, cómo crean ese vino que al final es una obra de arte”.

Las `fortalezas´ de la XII edición

La próxima cita de la mejor feria de vino español del mundo, acogerá a más de 1.900 expositores de todos los rincones de España, en los recién inaugurados pabellones permanentes, innovadores y modernos, dotados de la mejor tecnología. 30.000 metros cuadrados de superficie expositiva, recordaba Caballero.

Espera reunir a compradores de más de un centenar de países, y alcanzar cifras récord de entorno a 4.300 compradores internacionales, 14.700 compradores nacionales, así como seguir incrementando las cifras de venta, que ya en la edición de 2022 alcanzaron los 381 millones de euros.

La doce edición seguirá apostando por potentes herramientas de negocio como “Contacte con”, a través de la que se esperan 8.000 reuniones; el buscador de negocio o la Galería del vino, que en sus 1.915 metros cuadrados, acoge a 1.467 marcas, de las que 496 son de vinos ecológicos.