El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha asegurado hoy que España está a la “vanguardia” de Europa y ha señalado: “nos ven fuera con más nitidez que dentro”. Así lo ha afirmado durante su discurso en los Desayunos Informativos de Europa Press donde ha expuesto las líneas de la acción del Gobierno, la situación económica y las medidas que está adoptando el Ejecutivo.

Bolaños ha destacado la participación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Foro de Davos, donde según ha asegurado, los organizadores preguntaron al jefe del Ejecutivo español cómo había logrado que España avanzara en la situación actual, después de una pandemia y una guerra.

Es decir, con los “cisnes negros”, como así los ha llamado Félix Bolaños a las dificultades con las que se ha encontrado el Gobierno estos años para desarrollar sus proyectos.

El ministro ha presumido de que Pedro Sánchez tuvo un “protagonismo absolutamente indudable” en ese Foro que se celebró la semana pasada, dada la situación económica de España que, según Bolaños ha crecido por encima del 5 por ciento en 2022, y donde también le llegaron a preguntar cómo había conseguido liderar los debates.

“Nos ven fuera con más nitidez que dentro”, ha exclamado antes de acusar a la oposición de dedicarse a hacer “ruido” dentro del país, mientras el presidente del Gobierno lidera los debates en la Unión Europea.

“Hace unos años se la veía como un problema”, ha señalado el ministro mientras que ahora, ha añadido: “somos precisamente lo contrario, la vanguardia” en Europa y “se nos reconoce fuera de las fronteras”. Aunque admite que les cuesta más que se haga dentro.

Bolaños ha reivindicado que el Gobierno de coalición, pese a lo complicado de la legislatura y que carecía de mayoría parlamentaria, ha conseguido superar el “fatalismo” que había en España hace una década y “dar la vuelta al estado de ánimo” de los españoles.

Se ha superado el pesimismo

“Ese pesimismo que en España se instaló hace una década, que se alimenta también hoy por hoy, creo que podemos decir que se ha superado, que hemos conseguido ganar esa batalla”, ha reivindicado.

Así las cosas, ha sacado pecho de que se han conseguido aprobar 196 normas y ha defendido que no están en el Gobierno para sentarse “en las sillas del consejo de ministros” sino para “transformar España”. El ministro ha subrayado que “España funciona” tanto en el plano económico como social y lo hace “porque miramos hacia el futuro”.

“Sabemos lo que queremos hacer y vamos a hacerlo, en este año que resta de legislatura y en la siguiente legislatura”, ha prometido Bolaños, que como ya hiciera ayer Sánchez en el Congreso ha aprovechado para repasar datos económicos y medidas aprobadas por el Ejecutivo, resaltando en particular la reducción de la inflación y el paro.

“Se imaginan qué seremos capaces de conseguir con cuatro años con el viento soplando a favor”, ha preguntado, defendiendo que la apuesta del Gobierno por “políticas concretas que mejoren la vida de la gente” es el “mejor antídoto” frente al populismo y los discursos de odio.

Por ello, ha concluido, cuando lleguen las elecciones los españoles tendrán que responder a una “pregunta sencilla, qué país quieren para el futuro”. La España de “la crisis financiera, el pesimismo, los recortes y la austeridad” o la de 2023, “del optimismo” y el “rumbo claro”, que avanza en derechos y libertades. “Yo desde luego lo tendré claro”, ha asegurado.

La Ley del ‘solo sí es sí’ ha tenido “efectos indeseados”

Por otro lado, Bolaños ha admitido que la Ley del solo sí es sí ha tenido “efectos indeseados” como la revisión de condenas a agresores sexuales, pero ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de corregir la norma.

“Sin duda que ha tenido efectos indeseados, sin duda que también hay comportamientos que antes no merecían reproche penal que ahora sí lo merecen, por tanto, ahora habría condenas que no se producirían conforme al código penal anterior, y esto también hay que explicarlo, porque no nos podemos quedar con la idea de que únicamente esa ley ha tenido aspectos negativos, yo creo que esa ley tiene aspectos muy positivos”, ha manifestado Bolaños.

Además, el ministro de Presidencia ha defendido que “no se puede decir” que sea una ley “precipitada” ya que ha superado todos los trámites necesarios, cuenta con los informes preceptivos y ha estado en torno a un año en tramitación parlamentaria.

En todo caso, ha reconocido que “ninguno” de los diputados que votaron la norma deseaba los efectos negativos que está teniendo la ley. “Se están produciendo revisiones de algunas condenas, son efectos indeseados de la ley, ninguno de los diputados que la votó, que participaron en la tramitación, deseaban que ocurriera esto”, ha indicado.

Si bien, ha defendido que la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad “es una ley que intenta proteger a las mujeres” y ha puesto de relieve que “crea nuevos delitos” sobre comportamientos que antes no estaban penados y que están al “orden del día”, como “la difusión fotos íntimas o las agresiones sexuales con sumisión química”.

Además, ha destacado que también “evita el calvario probatorio” para las víctimas. “Evita que una mujer en un juicio, después de haber sufrido la agresión sexual, tuviera que responder a preguntas de cómo iba vestida o si se resistió mucho o poco. Esto era inaceptable para nuestro país”, ha apostillado Bolaños.

VOLVER A PORTADA