Real Automóvil Club de España (RACE) ha publicado el Segundo Informe Europeo de Sistemas de Retención Infantil (SRI) de 2021, donde se ponen de manifiesto los resultados del análisis de 27 modelos de sillas. Cuatro de las sillas obtuvieron la calificación de ‘dos estrellas’ y no han superado el test.

Las pruebas han arrojado unos resultados satisfactorios, aunque ninguna de ellas ha alcanzado la puntuación global de ‘muy buena’. Más de la mitad han alcanzado la segunda mejor puntuación general, y ocho la tercera categoría del exigente test.

Las cuatro sillas que no han superado el test son sillas infantiles convertibles desde el nacimiento hasta los 12 años. Todas ellas se vieron perjudicadas por las cargas más elevadas de los maniquíes en los ensayos de impacto, el gran peso que dificulta la instalación y los diferentes tipos de instalación necesarios para un uso tan prolongado. Estos modelos son: Murphy (916) de Lettas, Tres LX de Nuna, Seat4Fix de Chicco y Seat4Fix Air de Chicco.

¿Qué mide el test?

  • Seguridad: una buena silla infantil protege al niño incluso en accidentes como los que se tienen en cuenta en el presente ensayo.
  • Facilidad de uso: diversos estudios han demostrado que, a menudo, se producen errores en el uso de las sillas infantiles.
  • Ergonomía: en una buena silla infantil el niño va cómodo y relajado.
  • Sustancias perjudiciales: Las buenas sillas infantiles cumplen la legislación, las normas y las disposiciones sobre sustancias perjudiciales contenidas en juguetes y materiales textiles.

¿Siguen siendo válidos los sistemas de años anteriores?

Antes de saber si pueden utilizar sillas con modelos de años anteriores, los padres deben informarse sobre los productos disponibles. Los ensayos de este año y los de años anteriores ofrecen dicha información. El estudio determina que todos los SRI que han obtenido calificaciones de ‘bueno’ y ‘satisfactorio’ desde 2015 continúan siendo recomendables.

 

VOLVER A PORTADA