el millar de personas, y hay más de 5.000 heridos en todo el país. Aunque la mayoría de víctimas se encuentran en Les Cayes, una ciudad de 100.000 habitantes que se encuentra a unos 30 kilómetros del epicentro del seísmo y donde se han producido más daños.

Tras el terremoto que se produjo en 2010 en este país, el primer ministro haitiano, Ariel Henry, máxima autoridad del país tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, prometió que la gestión de este nuevo terremoto será “más adecuada” que la del devastador del terremoto de 2010.

Llegan ayudas a Haití

La ayuda internacional comenzó a llegar a Haití este domingo, entre ella un equipo de 65 rescatistas de Estados Unidos, que llevaban 23.500 kilogramos de herramientas especializadas para la búsqueda de desaparecidos y materiales médicos.

También llegaron a Les Cayes ayuda humanitaria enviados desde Puerto Príncipe, tras desbloquear la carretera nacional 2, aunque las réplicas del terremoto han causado nuevos cortes en varias vías.

El Gobierno de México también ha ofrecido su ayuda, un total de 19 toneladas de víveres. “Decidimos apoyar y vamos a seguirlo haciendo porque nada humano nos es ajeno, y olvídense de las fronteras, necesitamos aplicar el criterio, el principio, de la fraternidad universal”, informó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Otra advertencia: llegada de un ciclón

Según las previsiones meteorológicas, el ciclón tropical Grace, se acerca a República Dominicana y Haití. El ciclón puede causar acumulaciones de entre 75 a 100 milímetros de lluvia y fuertes ráfagas de viento.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos (EE.UU.) avisó de que es posible que se produzcan inundaciones y deslizamientos de tierra en República Dominicana y Haití a causa de Grace.

Las autoridades advierten de que este fenómeno de lluvia y fuerte viento podría dificultar las tareas de búsqueda y rescate.