muchas obras están parando. Esto se debe principalmente a que los costes se han disparado un 50%. Entre las herramientas que más han subido están los materiales de aislamiento (50%), el cemento (40%), el cobre (35%) o el acero (40%), según la Confederación Nacional de la Construcción.

Éxodo en la construcción

Sin embargo, a esta situación se suma otro problema: faltan 700.000 trabajadores y esto está provocando que algunas empresas tengan que cerrar de forma temporal. “Todos los elementos son de incertidumbre”, relatan desde el sector.

Según la patronal de promotores y constructores de Madrid, el número de menores de 34 años en el sector ha pasado del 43% al 18% durante los últimos años. Hacen falta albañiles, pero también electricistas, gruistas, capataces, jefes de obra o ingenieros de caminos y todo mientras la construcción continúa sin recuperarse de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus: “No nos habíamos enfrentado nunca a una crisis de este nivel”, aseguran los empresarios.

Desde el sector denuncian que “ahora se está pagando más en fletes que en el valor de la mercancía”.

Obras en peligro

José es constructor en Galicia y relata que “estamos viviendo una situación muy complicada“. Este empresario ha tenido que ofrecer vacaciones a sus 70 empleados: “¿Qué hacemos, los mandamos allí a que nos vigilen la maquinaria?”, lamenta.

La obra pública precisará medidas de reequilibro

También en el sector público son muchos los proyectos que siguen sin encontrar constructor. En este contexto la Asociacion de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan) advierte que la inversión pública en España en el periodo 2022-2023 “será un 61% inferior a la media de las tres mayores economías europeas, cuando es necesario invertir 243.000 millones de euros para cumplir los objetivos ya comprometidos de la Agenda 2030″.

Desde Seopan también matizan que el objetivo de los fondos europeos de recuperación “es impulsar la recuperación social y económica inherente a la crisis sanitaria y acelerar el cumplimiento de dicha agenda” pero aseguran que “únicamente el 10% del total de fondos consignados se destinan a la creación de infraestructura de obra civil”.