El portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, ha sostenido este viernes que el PSOE no es un partido “de pensamiento único” tras las críticas emitidas por los presidentes socialistas de Castilla La Mancha y Aragón, Emiliano García Page y Javier Lambán tras el anuncio de eliminar el delito de sedición y recortar las penas máximas de 15 a 5 años de prisión.

“Este no es un partido de pensamiento único, hay compañeros que pueden opinar distinto”, ha indicado el exlehendakari en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, después de que el Gobierno anunciase la eliminación del delito que se aplicó a los condenados por la causa del proceso independentista de 2017

Sin embargo ha dejado claro que esta es la posición del PSOE y ha indicado que se trata de una propuesta “valiente” que va en la línea de avanzar en la resolución del “gran conflicto” que había e Cataluña, según ha señalado.

Previamente Page había mostrado su oposición a la medida anunciada anoche por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que propone la eliminación del delito de sedición y la sustitución por otro de desórdenes públicos agravados. Esta modificación conlleva una reducción de las penas máximas de prisión de 15 a 5 años y de inhabilitación desde los 15 actuales hasta 8.

Page afirmó que “obviamente” no la comparte y que está convencido de que “dejar las soluciones a los que tienen como propósito romper la convivencia no es el camino correcto” según ha afirmado.

En la misma línea, el presidente de Aragón, Javier Lambán, mostró su desacuerdo y señaló que lo ocurrido en Cataluña durante el proceso independentista “fue gravísimo”. Así, remarcó que en aquel momento “se intentó alterar el orden constitucional, la Fiscalía llegó a pedir que se calificara como delito de rebelión y, al final, el Tribunal Supremo estableció que había sido sedición”.

Patxi López de su lado ha reiterado que la situación en Cataluña a día de hoy es mejor que hace cinco años en términos de convivencia y además que ahora la alternativa de gobierno en la comunidad no es el independentismo sino el líder del PSC, Salvador Illa y su “apuesta por la constitucionalidad”, según ha apuntado.