El PP y Vox han restado valor al barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de octubre que otorga a los socialistas un aumento de 3,5 puntos hasta el 32,7% de estimación de voto, al considerar que “no dio ni una” en pronósticos previos y que está “al servicio del PSOE”.

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha dicho este lunes que no iba a ser él quien “descubra la credibilidad” del “tándem” que forman los presidentes del CIS y del Gobierno, José Félix Tezanos y Pedro Sánchez.

“Son las cosas de Tezanos”, ha continuado Bendodo para minusvalorar el barómetro, según el cual, no obstante, el PP también sube, dos décimas, hasta el 28,7%.

Según el coordinador general del PP, el CIS “no dio ni una” en las encuestas previas a las recientes elecciones en Andalucía y Castilla y León, por lo que, ha añadido: “Es una pena que el intervencionismo socialista haya metido la mano en el CIS”.

Al supuesto intervencionismo a favor del PSOE también ha aludido el portavoz de Vox, Jorge Buxadé.

“¿El CIS es eso que dirige este tipo al servicio del PSOE?”, se ha preguntado Buxadé en referencia a Tezanos.

En opinión del dirigente de Vox, el CIS “quiere decir a los españoles lo que tienen que votar”, por lo que es “desechable” su barómetro de octubre, que arroja un descenso de 1,5 puntos a Vox, que cae al 8,8%.

Para la portavoz del PSOE y ministra de Educación, Pilar Alegría, sin embargo, este sondeo del CIS confirma que el llamado “efecto Feijóo” se debía al “desconocimiento” por parte de los ciudadanos del líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo.

Alegría ha indicado que la encuesta evidencia una constante que se viene produciendo desde el verano y es el “estancamiento” o bajada del PP y un incremento del apoyo al PSOE.

Para Alegría, las intervenciones de Feijóo contienen datos que no están respaldados por ninguna fuente oficial y solo buscan trasladar pesimismo.