El pleno del Parlament ha aprobado este jueves una moción de JxCat en la que se constata “la pérdida de confianza de la mayoría parlamentaria que permitió la investidura del presidente de la Generalitat”, Pere Aragonès, al inicio de la legislatura.

La moción ha salido adelante con los votos a favor de JxCat, el PSC, los comunes y la CUP, mientras que el resto de la cámara se ha abstenido, incluidos los diputados ERC, mientras que los representantes de Vox no han participado en la votación.

El encargado de defender la moción de JxCat ha sido el diputado Josep Rius, que ha acusado al presidente catalán de haber hecho “fichajes” para “provocar a los partidos” más que “mejorar la vida de la ciudadanía” o “sumar escaños”.

“Es el Govern más débil de la historia reciente de la Generalitat, es un Govern débil porque no se sabe con qué mayorías cuenta, es un Govern débil porque se ha quedado solo, no cumple los acuerdos, no es de fiar”, ha afirmado Rius ante el pleno.