Las últimas encuestas publicadas en los medios de comunicación marcan una tendencia clara: el Partido Popular continúa en cabeza pero el ‘efecto Feijóo’ comienza a deshincharse. La distancia entre los populares y el PSOE empieza a disminuir poco a poco.

Un cambio de tendencia que se produce después de que el líder del PP iniciara la negociación del Consejo General del Poder Judicial con el Gobierno, que fracasó estrepitosamente, y que ha sido un “bache” en el camino para Alberto Núñez Feijóo. Los populares viven así su momento más complicado desde la llegada de la nueva dirección a Génova el pasado mes de abril.

Con los datos de encuestas internas que manejan, fuentes populares auguran que las próximas semanas la tendencia a la baja se mantendrá y esperan que “la diferencia con el PSOE se acorte entre un punto y punto y medio” situándose el PP por debajo del 30% de los apoyos.

En la último sondeo publicado por El Mundo, por ejemplo, el PP ganaría las elecciones pero lo haría de una forma más ajustada de lo que la misma empresa de encuestas, Sigma Dos, vaticinaba hace un mes: los de Feijóo pasaban en ella de una intención de voto del 31,9% al 30,5% (de los 137 escaños a los 132). Y el gran problema, según este sondeo, es que la suma con Vox les dejaría a un escaño de la mayoría absoluta.

Propuestas

Por ello, el partido se ha puesto en marcha para tratar remontar esta situación y recuperar el paso. Según los “focus group” que han realizado para testar el sentir de los ciudadanos, los temas que priorizan en estos momentos son los económicos. De ahí que, este jueves, Feijóo abandonase la crítica al Gobierno por no haber llegado a un acuerdo en materia judicial y se pusiera el traje de “líder de la oposición que hace propuestas”. Entre las últimas medidas que ponen los populares encima de la mesa está la de recuperar la deducción por vivienda habitual.

Además, este viernes, la secretaria general de los populares y portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, y el vicesecretario de Organización Territorial, Miguel Tellado, reunieron en Madrid a los secretarios autonómicos y provinciales del PP para coordinarse de cara ya a la precampaña de los próximos comicios autonómicos y municipales.

En su intervención ante estos dirigentes, Gamarra aseguró que las municipales y autonómicas de 2023 son “unas elecciones decisivas” y “es necesario un PP fuerte, unido y centrado en las preocupaciones de los españoles”. “Seamos un gran equipo”, pidió la número dos del PP que ánimo a los suyos recordando que las “las municipales y autonómicas de 1995 fueron el preludio de la victoria de Aznar en 1996″. También ha explicado que sucedió algo similar con “la mayoría absoluta de Mariano Rajoy“.

Preparar al partido y poner en el foco sus propuestas económicas será la estrategia que marcará el paso a Feijóo en las próximas semanas para tratar de recuperar su tendencia al alza antes de que lleguen las vacaciones navideñas: “Hay que remontar antes de Navidad porque en cuanto empiece el 2023, la precampaña será frenética“, sentencia un dirigente popular.