Las uñas pueden revelar mucho sobre el estado general de nuestra salud. Algunos expertos en salud consideran que las uñas pueden ser un indicador útil de varios problemas médicos, desde deficiencias nutricionales hasta enfermedades graves.

Señales de advertencia en las uñas

Existen varias señales que pueden indicar problemas de salud a través de nuestras uñas:

  1. Rayas y bandas oscuras: Las líneas oscuras que aparecen a lo largo de las uñas pueden indicar melanoma subungueal, una forma rara pero agresiva de cáncer de piel.
  2. Decoloración de las uñas: Una uña amarillenta puede ser señal de una infección por hongos. Las uñas blancas o muy pálidas pueden indicar enfermedades hepáticas, como hepatitis o cirrosis.
  3. Uñas agrietadas o frágiles: Esto puede ser indicativo de tiroides hipoactiva o de una deficiencia de vitamina B.
  4. Cambios en la forma y textura de las uñas: Las uñas curvadas hacia abajo o las uñas con una superficie rugosa pueden indicar enfermedades pulmonares, como bronquitis crónica o fibrosis quística.
  5. Pitting (hendiduras o muescas en las uñas): Este fenómeno puede estar asociado a la psoriasis o a enfermedades del tejido conectivo, como la artritis reumatoide.
  6. Inflamación o enrojecimiento alrededor de las uñas: Este síntoma podría indicar una infección o una enfermedad autoinmune.

Un reflejo de nuestro bienestar general

Es fundamental tener en cuenta que, aunque las uñas pueden ofrecer pistas sobre el estado de nuestra salud, no son un diagnóstico definitivo. Sin embargo, cualquier cambio notable en las uñas debe ser motivo para consultar a un profesional de la salud. Este tipo de señales pueden ayudarnos a detectar problemas de salud en sus etapas iniciales, permitiendo una intervención temprana y aumentando las posibilidades de un tratamiento exitoso.