CCOO Castilla-La Mancha destaca el ecofeminismo como herramienta para atajar la crisis económica, ambiental y de despoblación y avanzar en justicia social e igualdad.

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha atendió, a través de los Centros de la Mujer, a más de 17.000 mujeres del medio rural durante el año 2019, lo que supone el 74% de todas las mujeres que fueron atendidas en la región.

Así lo ha señalado a los medios de comunicación la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, quien ha asistido este viernes a la tercera Jornada de Mujeres Rurales organizada por CCOO con el título «Ecofeminismo como herramienta para combatir la crisis económica, ambiental y de despoblación», en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales. 

Callado ha resaltado el papel de la mujeres en el mundo rural y ha asegurado que «son esenciales y son los pilares de los pueblos», por lo que ha advertido que no se puede permitir que todas las mujeres rurales emigren a poblaciones más grandes. 

La directora del Instituto de la Mujer ha recordado que de los 919 municipios que hay en Castilla-La Mancha, 843 municipios tienen menos de 5.000 habitantes, en los cuales residen casi el 31% de todas las mujeres que viven en la región, por lo que ha indicado la importancia de «actuar y realizar acciones positivas en el medio rural».

También ha resaltado la importancia del trabajo de los 84 centros de la mujer que existen en la región, de los cuales 72 de ellos se encuentran ubicados en zonas rurales o de menos de 30.000 habitantes, ya que «son los que van a trabajar en pro de la igualdad, y contra la violencia de género», y mediante los cuales han atendido a más de 17.000 mujeres en el medio rural en el año 2019, lo que supone el 74% de todas las mujeres atendidas en la región. 

Por otro lado, Callado se ha referido al anteproyecto de Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha, y ha señalado que será una ley «muy participativa y con perspectiva de género». 

«Si los hombres tienen que hablar, trabajar y luchar en el medio rural, las mujeres no nos podemos quedar atrás, por lo que se trata de una ley muy importante en Castilla-La Mancha, pero sobre todo es muy importante que tenga esa perspectiva de género, que sin duda lo va a tener», ha añadido.

Por su parte, la secretaria regional de Mujeres e Igualdad de CCOO, Rosario Martínez, ha remarcado la importancia del papel de las cerca de 500.000 mujeres que viven en el mundo rural en Castilla-La Mancha, sobre todo por el trabajo desarrollado en tiempo de pandemia, de manera que ha apuntado la importancia de «visibilizar y destacar» a las mujeres rurales. 

Además, ha planteado la necesidad de dotar de servicios públicos de calidad a los pueblos de la región, para que las mujeres puedan tener acceso a su desarrollo profesional en igualdad de condiciones como lo pueden tener en ámbitos más urbanos, así como el acceso a nuevas modalidades de trabajo, que de manera «forzada» se han tenido que asumir, como es el teletrabajo.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇