¿Cómo pudo chocar un velero de la prestigiosa Vendeé Globe con un barco pesquero vasco? Eso es lo que aún se preguntan muchos después de trascender el insólito encuentro entre estas dos embarcaciones a 150 millas de la costa vasca.

Y es que el velero ‘Seaexplorer-Yacht club de Monaco‘, del alemán Boris Herrmann, colisionó con la merlucera ‘Hermanos Busto’, cuyo patrón es el vizcaíno Josu Zaldunbide. Josu se llevó el susto de su vida y Herrmann se quedó sin opciones para ganar la regata.

Cuando la merlucera Hermanos Busto salió de puerto, no se imaginaba que se iba a encontrar en alta mar algo muy distinto de lo habitual. El alemán Hermann luchaba por la victoria en la vuelta al mundo en vela en solitario. Iba tercero y le quedaban 150 kilómetros para llegar a Les Sables d’Olonne, donde comenzó la regata el pasado 8 de noviembre, cuando ocurrió el choque.

«Lo primero que pensé es que eran contrabandistas», explica Josu.

Y es que el velero del alemán no había aparecido en el radar. Pero lo que más indigno a Josu fue la actitud de Boris Herrmann. Y es que en ningún momento se interesó por la tripulación del ‘Hermanos Busto’ y, en cuanto pudo, se largó del lugar. Sin dar explicaciones el alemán se desenganchó y se fue. Imposible alcanzarle.

La gran pregunta es cómo pudo producirse la colisión entre las dos embarcaciones, teniendo en cuenta que todos los barcos cuentan con un sistema AIS, que emite posición, rumbo y velocidad mediante frecuencias de radio VHF para alertar de su posición a otros barcos.

Muchos acusan al pesquero vasco de haber apagado el sistema, pero Josu asegura que fue Boris Herrmann quien debía llevarlo apagado.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇