Los valores turísticos y la banca lideran el espectacular repunte con incrementos superiores al 20% e incluso al 30% y que permiten al conjunto del índice español ganar más de 39.000 en una sola sesión.

Los avances que Pfizer afirma haber logrado en la búsqueda de una vacuna contra el Covid ha disparado a las Bolsas mundiales y, en especial, al Ibex 35 que ha sido duramente castigado por la crisis del coronavirus. Tal ha sido el rebote del principal índice español que se ha anotado el mayor incremento en 10 años tras avanzar un 8,6% y roza los 7.500 puntos cuando al inicio de la sesión estaba por debajo de los 7.000 enteros.

Especialmente espectacular ha sido el rebote que han experimentado los valores turísticos y las entidades bancarias. Meliá Hoteles e IAG, dos de los valores más penalizados desde marzo, han registrado incrementos del 37% y el 26%, respectivamente. BankinterBanco Santander o Banco Sabadell, por su parte, han avanzado cerca de un 20%. Y también cerca de ese 20% han estado Colonial Repsol.

Todas esas subidas, y por supuestos incrementos tan notables como el 14% que se ha anotado el gigante Inditex o el 15% que han repuntado Amadeus o Aena, compañías que están entre las 10 de mayor tamaño, han permitido que el valor del conjunto de las compañías que forman el Ibex haya aumentado en más de 39.000 millones de euros en apenas una sesión.

La definitiva victoria electoral de Joe Biden en Estados Unidos había provocado que las Bolsas ya cotizasen en positivo en la primer sesión después de conocerse la noticia, pero esas ganancias se han disparado después de conocerse que Pfizer haya comunicado que su vacuna contra el Covid-19, desarrollada junto a BioNTech, es “eficaz en un 90%“, según el primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3.