Hospital Gregorio Marañón (Madrid) ha desarrollado un tratamiento celular pionero para prevenir el rechazo en trasplantes, con una técnica con la que ya se está tratando a tres bebés trasplantados de corazón, los cuales evolucionan favorablemente.

El tratamiento ha sido desarrollado íntegramente en este hospital durante los seis últimos años y se prevé que se implante a corto plazo en otros hospitales madrileños.

¿En qué consiste el tratamiento?

Dicho tratamiento celular ayuda a prevenir el rechazo inmunológico y a prolongar de forma indefinida la supervivencia del órgano trasplantado. Por ello, según manifiestan, mejoraría la vida del paciente.

Asimismo, explican que con esta nueva técnica con células Treg de tejido tímico (denominado thyTreg) se pretende «evitar el rechazo del órgano y llegar a la eliminación del uso de fármacos inmunodepresores».

El estudio cuenta con el apoyo de la Organización nacional de Trasplantes de España (ONT) y el respaldo de la directora de la Canadian Donation and Transplantation Research Program.

Una niña de 6 meses, la primera paciente

La primera paciente ha sido una niña de seis meses, Irene. La pequeña nació con una cardiopatía congénita y requería un trasplante cardíaco. Actualmente, tras el trasplante, Irene evoluciona favorablemente en su respuesta inmunológica.

A su vez, se está analizando cómo esta terapia thyTreg puede disminuir el riesgo de rechazar su nuevo corazón, sobre todo en el primer año después de haber realizado la operación, que se considera el periodo más crítico.

Aun así, afirman que Irene ya ha mostrado una reserva de células Treg en su organismo superior a la habitual en este tipo de pacientes que no han recibido la terapia celular. Por el momento, señalan, la presencia de estas células parece mantener bajo control los mecanismos inflamatorios y la proliferación de las células que podrían desencadenar el rechazo.

 

VOLVER A PORTADA