Pedro Sánchez ha anunciado durante su comparecencia de hoy un plan de ayuda y reactivación del sector de la automoción, en el que ha anunciado que se impulsará la fabricación y venta de vehículos sostenibles.

El presidente del Gobierno ha reconocido que el de la automoción es uno de los sectoras más afectados durante esta crisis del coronavirus, por lo que contará con lo que él ha denominado “un programa de estímulo”.

Este anuncio del Gobierno llega varios días después de que Nissan anunciara el cierre de sus plantas de Barcelona, lo que ha generado un clima de indignación entre sus miles de empleados que se ha traducido en un campamento de protesta.

A su vez, el presidente anunció cuatro programas transversales. El plan contemplará un “plan integral de apoyo a la industria” y aspectos como la armonización de las distintas medidas sobre movilidad, el hidrógeno ‘verde’, la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos y el uso de las tecnologías de la información para la “nueva movilidad”. 

Ley de mobilidad

En paralelo al apoyo a la automoción, Sánchez recordó que el Ejecutivo también prepara la anunciada Ley de Movilidad Sostenible que, según aseguró, será el “marco regulatorio” para la fabricación y comercialización de este tipo de vehículos sostenibles.

Según Sánchez, en el caso de los sectores del turismo y de la automoción, “dos sectores duramente golpeados por la pandemia, su reconstrucción tendrá otro rasgo común”, esto es, “la transición a otro modelo más sostenible que permita la creación de empleo de calidad”.

Pedrito sanata

Recuperación económica

Además, Sánchez ha asegurado que la recuperación económica comenzará en España en el último trimestre de este año, si bien ha augurado que se “prolongará durante dos ejercicios”. “Al final de la presente Legislatura estaremos en una situación mejor que la que nos deja la pandemia”. 

Sánchez ha ratificado la previsión del Gobierno, ya comunicada a Bruselas, de que la economía española se anotará una “brusca caída de más del 9%” este año 2020.

No obstante, en cuanto a la recuperación, ha explicado que la previsión para el país, “al igual que en la UE, es que sea en forma de ‘V'”, aunque reconoció que “no será simétrica en todos los territorios”.