Félix Bolaños, ha admitido que la ley del solo sí es sí ha tenido «efectos indeseados» como la revisión de condenas a agresores sexuales, pero ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de corregir la norma.

«Sin duda que ha tenido efectos indeseados, sin duda que también hay comportamientos que antes no merecían reproche penal que ahora sí lo merecen, por tanto, ahora habría condenas que no se producirían conforme al Código Penal anterior, y esto también hay que explicarlo, porque no nos podemos quedar con la idea de que únicamente esa ley ha tenido aspectos negativos, yo creo que esa ley tiene aspectos muy positivos», ha manifestado Bolaños, este miércoles, en los Desayunos Informativos de Europa Press, en el Hotel Rosewood Villa Magna.

Además, el ministro de Presidencia ha defendido que «no se puede decir» que sea una ley «precipitada» ya que ha superado todos los trámites necesarios, cuenta con los informes preceptivos y ha estado en torno a un año en tramitación parlamentaria.

El Gobierno no cambia la ley

En todo caso, ha reconocido que «ninguno» de los diputados que votaron la norma deseaba los efectos negativos que está teniendo la ley. «Se están produciendo revisiones de algunas condenas, son efectos indeseados de la ley, ninguno de los diputados que la votó, que participaron en la tramitación, deseaban que ocurriera esto», ha indicado.

Si bien, ha defendido que la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad «es una ley que intenta proteger a las mujeres» y ha puesto de relieve que «crea nuevos delitos» sobre comportamientos que antes no estaban penados y que están al «orden del día», como «la difusión fotos íntimas o las agresiones sexuales con sumisión química».

Además, ha destacado que también «evita el calvario probatorio» para las víctimas. «Evita que una mujer en un juicio, después de haber sufrido la agresión sexual, tuviera que responder a preguntas de cómo iba vestida o si se resistió mucho o poco. Esto era inaceptable para nuestro país», ha apostillado Bolaños.

VOLVER A PORTADA