Día de la Victoria que Rusia lleva preparando semanas se ha celebrado este lunes en Moscú con un discurso del presidente Vladimir Putin en la Plaza Roja.

Cada 9 de mayo Rusia conmemora la victoria soviética sobre los nazis de la Segunda Guerra Mundial. El desfile cuenta con la presencia de las principales autoridades, también del presidente ruso.

Un desfile solemne donde han participado alrededor de 11.000 militares y que ha estado marcado por la guerra en Ucrania. Banderas, saludos al presidente y el discurso de Putin donde ha asegurado que la decisión de invadir Ucrania fue la decisión “correcta” por la amenaza de la OTAN para la seguridad del país.

Durante el desfile Vladimir Putin ha mostrado un gesto retraído que contrasta con el entusiasmo que mostró durante el ‘baño de masas’ de marzo, cuando compareció ante más de 100.000 simpatizantes durante un concierto en el estadio Luzhniki de Moscú para defender la invasión de Ucrania 2022 y que se realizó con motivo del octavo aniversario del referéndum celebrado en Crimea que ratificó su incorporación a Rusia en 2014.

Putin también aplaudió en marzo la valentía de los militares rusos para combatir en la guerra en Ucrania. Ahora, con un rostro más retraído, celebra el desfile del Día de la Victoria.

Un desfile sin aviones

Otro de los detalles de este desfile es que ha tenido lugar sin aviones debido al mal tiempo. El portavoz de la Presidencia, Dimitri Peskov, ha explicado a la agencia TASS que los aviones y helicópteros no han podido volar por el mal tiempo, lo que ha dejado al desfile sin algunas de sus imágenes más icónicas.