El Ayuntamiento de Ciudad Real atribuye a los cambios bruscos de temperatura de un invierno de extremos térmicos, el reventón de una tubería de fibrocemento del suministro general el jueves en la confluencia de las calles Ruiz Morote y Lanza, en pleno centro de la capital.

No fue una avería tan gorda como la del 30 de diciembre en la avenida del Ferrocarril, un tramo pendiente de renovar, pero sí aparatosa (el agua corrió como un río hasta la plaza Mayor). Además se produjo solo dos días después de otra rotura, en la calle Cardenal Monescillo, en ese caso con una explicación clara: por un accidente relacionado con las obras en la zona.

Problemas más graves resueltos

Los sesenta usuarios afectados por la rotura del jueves recuperaron el suministro a las dos de la madrugada del viernes, la avería ya está resuelta (operarios de Aquona trabajaron toda la tarde), como lo están los tramos de la red de viejas tuberías que han dado más problemas en los últimos años, Estación Viacrucis, Reyes, Azucena o Camarín, explica el concejal de Infraestructuras y Mantenimiento Casimiro Pastor, lo que no quita a que las tuberías de fibrocemento sigan dando problemas de vez en cuando.

Fondos europeos

“Se ha invertido mucho en los últimos años en la renovación de la red de abastecimiento y estamos a la espera de ejecutar obras futuras que dependerán de la llegada de los fondos europeos”, señala Pastor

90 kilómetros de tuberías de fibrocemento

Ciudad Real cuenta con una red de 90 kilómetros de tuberías de fibrocemento, “un material que no es malo”, aclara el concejal, solo que soporta mal el paso del tiempo y las variaciones térmicas, por lo que en los últimos años ese material muy común en otras épocas «se está sustituyendo por el polietileno de alta densidad o de fundición dúctil, según diametros», apostilla Pastor.

Reparar estos reventones, que además afectaron al pavimento, requiere su tiempo. “La gente dice que se tardó en cerrar el agua, es que no se puede hacer de otra forma. Cuando se produce una rotura fortuita de este tipo hay que actuar muy despacio, si se cierra el suministro de una forma brusca se producen golpes de ariete que pueden provocar roturas en otros puntos de la red, hay que cortar laminando para evitar los borbotones”, explica.

Ahorro de agua e inversión tecnológica

El Ayuntamiento de Ciudad Real, en la mancomunidad de servicios del Gasset para gestionar el abastecimiento urbano, trabaja en estos momentos en tres ejes: ahorro de agua, con campañas de concienciación; inversión en tecnología (reguladores y estabilizadores para evitar que no haya variaciones bruscas o altas por cambios de presión en el agua), y por último en renovación de las tuberías más envejecidas.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇