Su comportamiento en el cielo es lo más parecido al vuelo de un ave rapaz en busca de presas. Se sitúa a una altura considerable y comienza a dar vueltas en círculo activando todos sus sentidos. Se trata de un E-3 Sentry, es decir un centinela, un avión AWACS (sistema de control y advertencia aerotransportado por sus siglas en inglés) perteneciente a la OTAN y que estos días hace guardia permanente sobre nuestras cabezas para garantizar la seguridad del territorio español.

La OTAN dispone de 18 aviones de este tipo, fabricados sobre la base del Boeing 707 y cuya principal característica es el enorme radar rotatorio instalado sobre su fuselaje. Gracias a él puede rastrear, detectar e identificar cualquier aeronave potencialmente hostil situada a más de 400 kilómetros de distancia, incluso aunque vuele a baja altura para intentar sortear los sistemas de defensa aérea.

También puede localizar objetivos situados en el mar y transmitir de inmediato esa información a otros puntos. Eso le ha permitido en otras ocasiones coordinar el movimiento de tropas y de la fuerza aérea aliada en distintas operaciones militares. Ya lo hicieron, por ejemplo, durante los ataques terroristas del 11-S en Estados Unidos y en operaciones en Irak, Afganistán o Siria.

Durante los días que se celebre la Cumbre de la OTAN en Madrid, el centinela de la OTAN mantendrá la protección del territorio español las 24 horas del día. Es capaz de controlar una zona de más de 300.000 kilómetros cuadrados a su alrededor. En circunstancias normales puede mantenerse operativo durante ocho horas y media aunque es capaz de prolongar su autonomía mediante el reabastecimiento de combustible en el aire.

El enorme disco que forma su radar mide más de 9 metros de diámetro y da un giro completo cada 10 segundos. Para volar el avión necesita 3 tripulantes, y 12 si la aeronave está realizando una misión. Con tres aparatos AWACS coordinados y volando en órbitas superpuestas la OTAN es capaz de proporcionar una vigilancia completa en toda Europa Central.

Tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la flota está monitoreando el espacio aéreo de la OTAN para proteger a los países integrantes de la Alianza Atlántica, a lo que ahora añade la vigilancia permanente y específica del territorio español para garantizar la seguridad de nuestro país y de todas las delegaciones que participan estos días en la Cumbre de Madrid.